Gral. Elbio L. Anaya

El sepelio
El sepelio
(0)
31 de agosto de 2001  

A los 79 años falleció, en esta ciudad, el general de división retirado Elbio Leandro Anaya, que llegó a ser comandante del II Cuerpo de Ejército, en Rosario, hasta el 25 de mayo de 1973, cuando pasó a retiro, y que 23 años después se convirtió, junto con otros 200 militares, en socio fundador del Foro de Generales Retirados.

Hijo del general Elbio Carlos Anaya (fallecido en 1986), que culminó su carrera profesional como secretario de Guerra durante la gestión del presidente Arturo Frondizi, fue primo hermano del teniente general Leandro Enrique Anaya, que condujo los destinos del Ejército durante la última presidencia de Juan Domingo Perón y le gestión de María Estela Martínez de Perón.

El general Elbio Anaya había nacido el 1° de noviembre de 1921. Ingresó en el Colegio Militar en 1938 y egresó como subteniente en diciembre de 1942. Casado con María Spedalleri Rivera, tuvo cuatro hijos.

Anaya fue dado de baja en el Ejército al participar, en septiembre de 1951, del levantamiento encabezado por el general Benjamín Menéndez, en contra del gobierno de Juan Domingo Perón. Dos años más tarde fue reincorporado a las filas militares y ascendido al grado de mayor.

Entre sus destinos más importantes se recuerda que en 1961 fue subdirector del Liceo Militar General Paz; en 1965, director de la Escuela de Caballería, y en 1972, comandante del II Cuerpo, con asiento en Rosario, en reemplazo del general de división Jorge Esteban Cáceres Monié.

En su extensa trayectoria fue condecorado por Brasil con la Medalla del Pacificador y con la Orden del Mérito Militar en Grado de Comendador.

Al retirarse, por disidencias con la elección del jefe del Ejército (general de división Jorge Raúl Carcagno) por ser un oficial de menor antigüedad que él, Anaya pidió públicamente a sus "camaradas y ciudadanos que sostengan inquebrantables los principios de la democracia, de la convivencia pacífica y de las formas de vida que cada sector de la sociedad quiere para sí mismo, aun a costa de renunciamientos personales y en bien de la República".

Socio vitalicio del Club Hípico Militar San Jorge, sus restos fueron sepultados en el cementerio de la Chacarita.

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.