Hielos: la controversia sigue en el Congreso

Documento: la senadora Cristina Kirchner presenta hoy un voluminoso trabajo que rechaza los argumentos expuestos por sus pares Cafiero, De la Rosa, Gioja y Sala; el debate continúa.
(0)
16 de octubre de 1996  

La palabra escrita siempre trae más cola que las que se lanzan oralmente al aire. Hace dos semanas, el documento escrito presentado por los senadores Cafiero, De la Rosa, Gioja y Sala en el cual se sostenía la conveniencia de ratificar lo antes posible el acuerdo Menem-Aylwin de 1991 -que divide la zona en litigio en dos partes mediante una línea poligonal y cedería 1057 kilómetros cuadrados de territorio argentino a Chile- tuvo una repercusión indiscutible.

Hubo expresiones en favor y en contra de sus argumentos. Y ahora acaba de presentarse un documento contrario de envergadura, firmado por la senadora santacruceña Cristina Fernández de Kirchner, quien se opone totalmente a la cesión de territorio y presenta en 52 páginas un detallado informe con sus argumentos.

Este documento fue editado en 500 ejemplares para ser distribuidos, desde hoy, entre los parlamentarios.

Luego habrá una serie adicional a disposición del público y para un acto abierto que la senadora santacruceña programa para el 7 de abril en salón de los Pasos Perdidos del Congreso.

¿Mercosur por hielos?

El eje central de la oposición de Kirchner a la postura de los senadores pro acuerdo es el siguiente: que se usa la excusa del ingreso de Chile a Mercosur como explicación para que la Argentina deba ceder parte de una zona geográfica que incuestionablemente se encuentra en la vertiente atlántica de la cordillera. Kirchner sostiene que la postura de los senadores es endeble por dos razones:

1) No es serio proponer un cambio de territorio por negocios.

2) Tampoco es exacto que la integración se vea frenada por la supuesta incertidumbre que produciría la falta de ratificación del acuerdo de la poligonal.

Según explica Kirchner con un razonamiento cuantitativo sólido, "en 1992, cuando el acuerdo Menem-Aylwin fue rechazado en el Parlamento, sólo se registraban 600 millones de dólares de inversiones chilenas en la Argentina. Hoy, cuando el acuerdo sigue sin ratificarse, las inversiones chilenas subieron a 4000 millones de dólares".

Algo cotidiano

Como residente patagónica, la senadora Kirchner afirma, además, que "la integración con Chile es algo cotidiano, fundada en la convivencia diaria en nuestra región". Rechaza, así, la opinión de los senadores pro acuerdo que entienden que no aprobar la línea poligonal "postergaría por mucho tiempo el proceso de integración".

¿Qué solución?

El documento de Kirchner propone que vuelva a reunirse la comisión mixta de límites de ambos países y concluir las tareas de demarcación pendientes. Kirchner reitera -como lo hacen habitualmente quienes defienden la necesidad de conocer, ante todo, la realidad geográfica de la zona en cuestión- que deben medirse objetivamente las alturas de las cumbres y las pendientes de las aguas antes de adoptar una decisión que luego será irreversible.

Agrega, como sustento a ese criterio, que "es mucho más sencillo ponerse de acuerdo sobre cuestiones objetivas como la altura del cordón Mariano Moreno, que sobre criterios políticos".

Y también que si los senadores pro acuerdo han considerado necesario agregar un protocolo adicional al acuerdo Menem-Aylwin es porque se admite que hubo algo incorrecto en el acuerdo original.

"En tal caso -concluye el documento antiacuerdo- ¿por qué no corregir mejor reabriendo las negociaciones bilaterales de acuerdo con el derecho y con los tratados vigentes?"

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.