Insaurralde reunió a Máximo, Massa, Daer y De Pedro, y criticó la gobernadora

Fuente: Archivo
El intendente inauguró obras en un hospital que Vidal se negó a expropiar en 2016
Marcelo Veneranda
(0)
1 de octubre de 2019  

Endurecer las críticas a los rivales es uno de los "permitidos" de toda campaña política, incluso entre quienes tejen acuerdos de gobernabilidad -y los consiguientes repartos de poder- en tiempos no electorales. Esa es una de las explicaciones detrás de los fuertes cuestionamientos que ayer lanzó a María Eugenia Vidal el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, quien inauguró el Hospital de Llavallol junto a un elenco bien representativo de la unidad peronista detrás del Frente de Todos: los diputados Máximo Kirchner y Eduardo Wado De Pedro, el candidato a diputado Sergio Massa y uno de los líderes de la CGT, Héctor Daer, además de una veintena de jefes comunales.

El detalle lo aporta el archivo: Massa e Insaurralde se turnaron -y a veces compitieron- durante los últimos cuatro años como aliados de la gobernadora en la Legislatura bonaerense, acuerdo que les permitió ganar cargos y espacios de poder, además de recursos y obras para sus distritos.

La otra explicación la aportó el hospital cuya etapa final se inauguró ayer: luego de ser abandonado por sus dueños tras declararse en quiebra, en marzo de 2016 la Legislatura aprobó la expropiación del edificio para que pasara a la órbita provincial, pero Vidal vetó la ley. Desde entonces el municipio se hizo cargo del establecimiento, que mientras estaba en obras atendió a 50.000 vecinos en sus consultorios, según informaron en un comunicado.

"El cambio de gobierno en 2015 hizo que este fuera el primer veto de un gobierno tan insensible como el de María Eugenia Vidal", dijo Insaurralde ayer, tras destacar al entonces diputado provincial Fernando "Chino" Navarro, lomense y dirigente del Movimiento Evita, por su rol para conseguir que la expropiación se votara por unanimidad en la Legislatura.

Además de entregarle una placa en agradecimiento, Insaurralde definió a Navarro como un "hermano de la política". Un elogio que, si se recuerdan los roces en el pago chico que ambos supieron protagonizar, también deja en evidencia el excelente clima que el resultado de las PASO imprimió entre los aliados del Frente de Todos. "Hemos madurado", corrigió uno de los testigos del encuentro de ayer, que se extendió con un almuerzo a puertas cerradas de los intendentes y diputados.

Durante el acto de inauguración, Daer fue el primero en tomar la palabra y postuló que "hay que reconstruir la Argentina sobre dos pilares fundamentales: la salud y la educación". Lo siguió Máximo Kirchner, que apuntó al aumento de vecinos que por la crisis se volcaron a los sistema de salud pública. "En la Argentina se tiene que terminar la cantinela de que las gasas, que las camas, que las sábanas y que los salarios de los trabajadores son gasto público. No son gasto público, son inversión pública", sentenció.

Al cierre, Massa afirmó que en Buenos Aires "los niveles de desocupación, pobreza y ausencia del Estado se ven mucho más claramente que en otras provincias". Alberto Fernández y Axel Kicillof sumaron su saludo a Insaurralde con sendos videos.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.