José Luis Espert desde Washington: "Vamos a necesitar más plata del Fondo"

José Luis Espert se encuentra en Washington
José Luis Espert se encuentra en Washington Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Gómez
(0)
27 de febrero de 2019  • 17:25

WASHINGTON.- José Luis Espert, candidato presidencial del Partido Libertario, cerró una gira en Estados Unidos, donde presentó su visión para la Argentina y su plan de reformas –drástico e inviable, para sus críticos; indispensable, para sus partidarios– en Nueva York y Washington ante inversores, analistas, y funcionarios del gobierno de Donald Trump y del Fondo Monetario Internacional (FMI).

"Vamos a necesitar más plata del Fondo", dijo Espert, en una entrevista con corresponsales argentinos, tras una charla en el Centro Woodrow Wilson organizada por el Argentina Project, parte de una serie de conversaciones con candidatos presidenciales y figuras políticas argentinas antes de la elección de octubre.

El economista devenido en candidato presidencial trajo a Estados Unidos su menú de reformas: libre comercio, una drástica reducción del gasto público para aliviar la presión impositiva –que incluye despidos masivos en el Estado–, y una reforma laboral para disminuir el costo del trabajo y favorecer el empleo en blanco.

Espert avaló una privatización del sistema previsional y un regreso de las AFJP, aunque con "muchísimos cambios". Dijo que se sentía "más identificado" con Sebastián Piñeira que con Donald Trump o Jair Bolsonaro , y fue muy duro con Mauricio Macri : dijo que había fracasado, que era "parte del problema de la decadencia económica, no la solución", y que sólo lo votaría en un eventual ballotage con Cristina Kirchner porque era "el mal menor".

En política exterior, Espert consideró que la Argentina debía alejarse de China y acercarse más a Occidente y a Estados Unidos. Al referirse a Venezuela , avaló una intervención militar con apoyo de Estados Unidos y una "extracción" de Nicolás Maduro, similar a la de Manuel Noriega en Panamá.

"En Venezuela se requieren medidas más concretas y extremas. Es un país que desestabiliza a la región, exporta terrorismo, y por si fuera poco tiene actitudes genocidas para su pueblo. Maduro es un asesino", afirmó, durante su charla en el Centro Wilson.

El economista rechazó la idea de que su plan sea ingenuo o inviable, aunque tampoco brindó muchos detalles acerca de cómo planea llevar adelante sus reformas en caso de llegar a la Casa Rosada, si bien dijo que sería "generoso" con el resto de las fuerzas políticas. Las encuestas lo colocan en el último lugar, pero Espert las ninguneó: dijo que existe una "mayoría silenciosa" que puede respaldarlo.

Sintonía con el FMI

En el FMI, Espert se reunió con el jefe de la misión argentina, Roberto Cardarelli, y su equipo. Alejandro Werner, director del Hemisferio Occidental, estuvo unos minutos al principio de la reunión. Espert, quien solicitó el encuentro, dijo la charla fue en "muy buenos términos", y que hablaron, sobre todo, de su plan, y de la secuencia en la cuál implementaría sus reformas de resultar electo.

"Estaban todos de acuerdo en el diagnóstico de nuestro problema de la decadencia argentina, y las propuestas de reformas", dijo el candidato.

Al ser consultado, un vocero del Fondo sólo indicó que la reunión había sido "productiva" y "una oportunidad para escuchar las opiniones" de Espert sobre la perspectiva económica de la Argentina y el programa oficial respaldado por el FMI.

Espert dijo que el próximo gobierno deberá pedir más dinero al FMI si la Argentina no logra mejorar el acceso a los mercados financieros. Sin dinero fresco del mercado, el país va a necesitar "más fondos del Fondo", indicó, debido a que la mayor parte del préstamo previsto en el acuerdo actual ya se habrá agotado.

"Quedan 7000 millones de dólares desde enero de 2020 hasta junio de 2021. Es muy poquita plata la que nos queda. Yo creo que aun recobrando acceso al mercado, un poquito más del Fondo vamos a necesitar", indicó. "Creo que sería prudente hacerlo", agregó, respecto de pedir más dinero.

Un "piso" en la economía

Para el economista, la economía "está tocando un piso". La duda, dijo, es si se trata de un piso que luego ofrecerá un rebote, o simplemente una pausa en la caída de la actividad. Espert se volcó por el primer escenario.

"Si es piso o pausa dependerá un poco de qué pase con la inflación y con el escenario político. Pero la economía está tocando un piso. Me parece que es más un piso para crecer algo que una pausa. Esa es una discusión. La otra es cuán relevante es la recuperación, si la gente va a percibirla a la hora de votar", afirmó.

Espert rechazó una eventual alianza con el peronismo "moderado", aunque reconoció conversaciones. Dijo que se reunió con Eduardo Duhalde , pero que no recibió ninguna propuesta concreta.

"Nosotros hacemos una propuesta de gobierno para cambiar el país y cortar la decadencia. No venimos a participar de internas", afirmó el candidato.

A sabiendas de que en esta elección es el candidato con las propuestas más radicales, el economista relativizó cuestionamientos sobre la viabilidad de sus reformas cuando, por ejemplo, se le planteó el casi seguro rechazo de los sindicatos. No eran ideas "ingenuas", dijo."Ser políticamente incorrecto es lo correcto pensando en el bien del país", afirmó. "La viabilidad la va a ir respondiendo la elección, en primer lugar, y la negociación en el Congreso posteriormente. Yo insisto con esto: creo que lo que estamos haciendo en la Argentina es inviable", desafió.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.