La frase de Cristina generó una reacción en el bloque opositor