Opinión. La Procuración tendrá un papel crucial en la aplicación de la reforma