La reunión secreta de "reconciliación" entre Carrió y Pichetto

Elisa Carrió y Miguel Pichetto
Elisa Carrió y Miguel Pichetto
Jaime Rosemberg
(0)
20 de junio de 2019  • 20:01

El encuentro, secreto hasta para los principales colaboradores de ambos, fue en la noche del martes, en el departamento céntrico de Mario Quintana, ex vicejefe de gabinete y convertido en anfitrión y mediador de dos "pesos pesado" de la política. Dos figuras que durante años estuvieron en veredas opuestas, y que desde hace muy poco comparten el espacio oficialista.

Elisa Carrió y Miguel Angel Pichetto, de ellos se trata, se vieron las caras y compartieron un café por primera vez desde que el senador rionegrino se transformara en el candidato a vicepresidente de Mauricio Macri para las elecciones en las que intentará su reelección.

Y según voceros que supieron del encuentro, que duró dos largas horas, Carrió estuvo muy lejos de repetir aquellas volcánicas diatribas contra el PJ menemista, duhaldista y kirchnerista, del que Pichetto fue exponente central desde la década del noventa y hasta no hace mucho.

"Conversaron sobre la futura campaña electoral y la situación general del país", resumieron cerca de uno de los tres protagonistas. "Estuvo todo perfecto, somos las antípodas pero nos respetamos", le dijo Carrió a uno de sus colaboradores, después de producida la reunión.

Cerca del senador deslizaron que "la reunión fue muy positiva", y que Carrió le reiteró el apoyo que había adelantado por teléfono y en las redes sociales. También le reconoció al jefe de los senadores peronistas su "vocación democrática", al igual que el propio Macri, que quedó deslumbrado al conocer el viaje de Pichetto (también viajó el senador macrista Federico Pinedo) a los Estados Unidos y sus encuentros con inversores, en los que reiteró la "vocación de pago" de las deudas por parte del Gobierno, en medio del tembladeral económico y financiero, dos meses atrás.

En un contexto "afectuoso", y siempre con Quintana como cálido anfitrión, Pichetto y Carrió recordaron uno de los pocos puntos en común que tuvieron en sus carreras: el debate, mientras ambos eran diputados (PJ y UCR, respectivamente) por la creación del Consejo de la Magistratura, a fines de los años noventa (Pichetto terminó integrando la primera conformación de ese cuerpo, surgido de la reforma constitucional de 1994).

Para Pichetto había sido una jornada significativo. Esa misma tarde, en las oficinas del Museo Nacional Ferroviario de Retiro, el senador peronista había charlado, por primera vez, con la gobernadora María Eugenia Vidal y su mano derecha Federico Salvai. Vidal, que esperaba otro candidato o candidata a vice para Macri, solo tuvo palabras de tono positivo y, al igual que lo ocurrido con Carrió horas más tarde, quedaron en sostener otro encuentro en breve.

En el departamento de Recoleta en el que se encontraron, y de buen humor, la diputada y fundadora de la CC-ARI le dejó a Pichetto un elogio que fue, a la vez, una irónica autocrítica. "Vas a ser un vice perfecto, todo lo contrario que yo, que sería un desastre", le dijo Carrió al senador, que no suele regalar sonrisas pero que en ese caso se rindió ante la humorada.

No se habló, según afirmaron, de fechas concretas para un encuentro público con foto incluida, pero la disposición de Pichetto a participar de la campaña porteña-el principal distrito para la líder de la CC-ARI, quedó clara en la mañana de ayer, cuando el senador acompañó al jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta y a su vice Diego Santilli a una recorrida por obras en la estación Belgrano C del viaduto Mitre.

Con la atención puesta en la salida de su libro autobiográfico-saldrá a la venta la semana que viene-Carrió retomará en unas semanas su acompañamiento a los candidatos de la ciudad y la provincia, tal como lo hizo la semana pasada en Santa Fe, con José Corral. Allí se enteró, el martes de la semana pasada, de la designación oficial de Pichetto como vicepresidente. "Ya lo sabía", contaron a su lado, a modo de descripción de la "buena onda" que hoy genera para Carrió el ser "consultada" y "avisada" por Macri de cada paso trascendental que da, en la gestión y también en la campaña.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.