La transferencia de partidas a las provincias tuvo una brusca caída en noviembre