Los espías preparan más de 180 informes de inteligencia por día