Luis Naidenoff: "La cuarentena debería discutirse en el Congreso"

Argentina: ¿Otra vez el fantasma de Venezuela?

06:45
Video
(0)
23 de mayo de 2020  • 17:19

"La pandemia le dio al gobierno la hoja de ruta de la que carecía", dice. "El gobierno volvió a mostrar ese rostro al que nos tenía acostumbrados en los doce años durante los que gobernaron antes de Cambiemos: la discrecionalidad y ahora, el gobierno de un solo poder", analiza. "La cuarentena debería discutirse en el Congreso", responde.

Así se expresó el senador Luis Naidenoff, jefe del interbloque de Juntos por el Cambio en el Senado, entrevistado en La Repregunta, el programa que conduce Luciana Vázquez y se emite los viernes a las 21 hs. por LN+.

Allí analizó el rol de la oposición en tiempos de pandemia, la eficacia o no de una oposición centrada en la defensa de valores institucionales cuando la economía presiona y la deuda y la pandemia como política de estado del gobierno de Alberto Fernández.

-¿Cuál es el rol de la oposición en esta crisis que tienen varios costados? Ha vuelto el fantasma de Venezuela sobre el que alertan algunos miembros de Juntos por el Cambio. ¿Es la mejor estrategia para hacer oposición justo cuando la gente está muy preocupada o por la salud o por la economía pero no tanto por los valores institucionales?

-La pandemia le ha dado al gobierno la hoja de ruta de la que carecía. Este es un gobierno que asume el 10 de diciembre con la mirada puesta en la renegociación de la deuda y para eso contó con el acompañamiento responsable de la propia oposición. Pero después de la renegociación de la deuda, los costados que se observaban son las enormes diferencias internas en el marco de una coalición, hasta que apareció la pandemia. La pandemia construyó una política de estado con una visión sanitarista a través de las medidas del aislamiento social, preventivo y obligatorio. En el medio, en la avenida que transita el temor y el miedo que se genera en la propia sociedad con el contexto de la escalada de los propios contagios, y con razón, el gobierno comenzó a mostrar ese rostro al que nos tenía acostumbrados durante los doce años en los que gobernaron antes de Cambiemos: la discrecionalidad y en este caso, el gobierno de un solo poder. En estos últimos 60 días, se ha impuesto en la Argentina gobernar por decretos de necesidad y urgencia. Se ha impuesto también una instancia no solamente a nivel nacional sino pre constituyente, donde cada gobierno provincial o municipal ha hecho prácticamente lo que quiso con el temor generalizado de la sociedad.

-¿El kirchnerismo es más contundente a la hora de ejercer su oposición y en ese sentido, es más eficaz a la hora de instalar su visión del mundo como opositor? En cambio, ¿Juntos por el Cambio se atiene a unas reglas que no son escuchadas por el oficialismo kirchnerista?

-El kirchnerismo es lo que es y el gobierno es, en parte, en su esencia marcada a fuego por el propio kirchnerismo. El presidente fue elegido previamente por Cristina. En los hechos se impone la línea dura del kirchnerismo. Este gobierno carece de una hoja de ruta en materia económica pero si hay una hoja de ruta que es muy clara, que no hay cuarentena ni aislamiento que lo frente, tiene que ver con la hoja de ruta de la justicia. Hay dos denominadores comunes que están marcados, que se mantienen inalterables en la justicia: la impunidad y la revancha. Esa es la hoja de ruta del gobierno. Uno intentará ser el abogado bueno, otro el abogado malo pero esa hoja de ruta está: impunidad con (Amado) Boudou, impunidad con el intento de la prisión domiciliaria de Ricardo Jaime nada más y nada menos que impulsada por la secretaría de Derechos Humanos, impunidad con el intento de la prisión domiciliaria de Martín Báez. Revancha con responsabilizar a Cambiemos de un armado para perseguir al gobierno que se fue con todas las tropelías que cometieron con el estado.

-Usted sostiene que hay una política de estado planteada desde el gobierno que tiene que ver con la impunidad y por otro lado, con la gestión de la pandemia. ¿Es razonable plantear que la cuarentena y la prolongación de la cuarentena debería ser discutida en el Congreso?

-La cuarentena de manera prolongada no da resultado. No se sale de semejante pandemia con una sociedad aislada.

-Pero en la medida en que es la política clave hoy en día, ¿debería discutirse en el Congreso?

-Sí, debería discutirse en el Congreso. Esta idea de definir desde el poder central. Lo que pasa es que la cuarentena viene como ventaja a medida. Si vos tenés un ministro de Economía que no asume su rol de tal, que es un negociador de la deuda: la ausencia del ministro de Economía te demuestra la ausencia de un rumbo claro en materia económica. No puede estar supeditado el rumbo en materia económica, en semejante crisis, atado únicamente a la negociación de la deuda. Con un gobierno que emite, que maneja de manera discrecional, que vuelve a los súper poderes de los viejos tiempos. Me podés decir que la agenda institucional no le interesa a la gente pero con todos los atropellos institucionales, la economía va a la deriva y la sociedad no encuentra un rumbo y un cauce para un gobierno que prácticamente va a cumplir cinco meses en el ejercicio del poder.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.