Macri en Córdoba: otro discurso eufórico entre cuartetos, Topo Gigio y pedidos de ir a votar

Mauricio Macri hace el gesto del "Topo Gigio" en Córdoba
Mauricio Macri hace el gesto del "Topo Gigio" en Córdoba Fuente: LA NACION - Crédito: Diego Lima
Gabriela Origlia
(0)
7 de agosto de 2019  • 19:49

CÓRDOBA.- Igual que en 2015 y en 2017, Mauricio Macri encabezó en Córdoba uno de los actos de cierre de Juntos por el Cambio. Así como respetó la cábala en el arranque de la campaña, lo hizo en el cierre. Lo acompañó Juliana Awada y, como siempre, reiteró que lleva a Córdoba en el corazón y reclamó que, una vez más, este distrito lo ponga al frente del escrutinio.

Macri confía en lograr, igual que hace cuatro años, una diferencia importante en esta jurisdicción, la segunda electoral del país (8,7% del padrón). En octubre de 2015 se impuso por 33 puntos a la fórmula kirchnerista encabezada por Daniel Scioli y en la segunda vuelta alcanzó el 70%, una brecha de 700.000 votos que le dio el oxígeno necesario para llegar a la Casa Rosada. En esta oportunidad, entiende que puede aprovechar en su favor la decisión del gobernador Juan Schiaretti de ir con boleta corta.

Tres veces vino Macri en los últimos 20 días para reforzar el voto cordobés. Como hace dos años, el escenario elegido fue la Plaza de la Música, aunque con un operativo de seguridad mucho más vigoroso. Su compañero de fórmula, Miguel Pichetto -quien estuvo dos días en la provincia-, se fue unas horas antes a un acto en Misiones.

El Presidente llegó con Gustavo Santos y Oscar Aguad, los cordobeses de su gabinete. Repitió el gesto del Topo Gigio para escuchar el "sí se puede", que definió como "un grito de rebeldía", bromeó con algunos asistentes y, como viene haciendo en sus últimas apariciones, agradeció que aun en la crisis "siguieran creyendo" y reclamó que el domingo "vayan a votar". Pidió a los cordobeses "inyectar la energía arrolladora" y "ratificar" el triunfo del cambio.

"Hemos hecho muchas cosas que valen más de millones de discursos y de palabras", dijo y repasó las obras de infraestructura, la "ebullición" de los aeropuertos, la "explosión" de la producción de maíz y de exportación de carne. Siempre su discurso se focalizó en Córdoba y no se cansó de reiterar lo crucial que es el distrito para las PASO y en octubre. "Soy cordobés por adopción", endulzó los oídos de sus seguidores.

Recalcó que la "incertidumbre política dentro y fuera del país nos hace daño", por lo que hay que resolverla lo "antes posible", recalcó. Rememoró que en Córdoba, en la elección municipal de Marcos Juárez de 2014, "empezó a gestarse esa decisión de cambiar y decir basta".

Mauricio Macri hace el gesto del "Topo Gigio" en Córdoba
Mauricio Macri hace el gesto del "Topo Gigio" en Córdoba Fuente: LA NACION - Crédito: Diego Lima

Unas 3500 personas esperaron el comienzo del acto siguiendo spots de campaña, en una pantalla gigante y al ritmo de cuartetos de Carlos "la Mona" Jiménez y de temas de Soledad. El ingreso era con invitación y, por el fuerte esquema de controles diseñado por la Presidencia, algunos dirigentes tuvieron inconvenientes para entrar. Pulseras de diferentes colores marcaban la ubicación.

"Confirmemos que vamos para adelante. Cuanto antes le digamos al mundo que entendimos que la Argentina que soñamos está en el futuro, no está en el pasado, antes lo vamos a lograr", enfatizó y ratificó que el domingo "se define si todas estas cosas que hemos hecho estos tres años y medio avanzan y se transforman en la Argentina del futuro que todos soñamos. Se define con nuestro voto, con tu voto. Por eso es tan importante que todos vayamos a votar".

Como el comienzo se demoró, cuando sonó Rodrigo y su "Soy cordobés", algunos dirigentes usaron el escenario para bailar. La coordinadora de campaña, la senadora Laura Rodríguez Machado, lo hizo con Javier Pretto (presidente de Pro local) y los diputados Diego Mestre y Olga Rista se sumaron. La pantalla gigante invitó durante buena parte del acto a sumarse a las redes sociales con el #YoVotoMM.

Antes de Macri pasaron por el escenario los nueve candidatos a diputados de Juntos por el Cambio, encabezados por Mario Negri. Todos criticaron al kirchnerismo, algunos sin nombrarlos directamente, como Luis Juez, cuando profetizó que "no volverán Pindonga y Cuchuflito".

Negri, en tanto, apeló a la ironía. "El Presidente vino 21 veces a la provincia, ella -la que está en Rosario- [por Cristina Kirchner] vino cuatro veces en ocho años y siempre enojada". También criticó a Axel Kicillof. "Nosotros no estamos podridos, estamos preocupados de que sigan pensando que el pasado es el futuro. Si ustedes no se hubieran dilapidado $130.000 millones en subsidios para los ricos, no solo para los pobres, tendríamos otra Argentina", cerró.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.