Macri sigue de campaña: charló con adolescentes y les pidió "juntar más votos"

El Presidente recibió a chicos de un escuela santafecina y luego estará con deportistas
El Presidente recibió a chicos de un escuela santafecina y luego estará con deportistas Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Marelli
Jaime Rosemberg
(0)
14 de agosto de 2019  • 01:46

Antes de bajar de la camioneta gris, en la puerta que da a la calle Rivadavia, Mauricio Macri habló largo y tendido con su amigo y asesor, José Torello. Luego, al ingresar a la Casa Rosada, el Presidente se hizo un rato para saludar a unos 20 adolescentes santafecinos. Aprovechó la ocasión para dejar en claro que para Macri la campaña no terminó.

Todo lo contrario: Mauricio Macri y la mesa chica del poder creen que aún hay margen para pelear las elecciones generales en octubre e ingresar en un ballottage contra Alberto Fernández, el gran ganador de las elecciones del domingo pasado.

"¿Votaron por primera vez? ¿Qué sintieron?", les preguntó el Presidente a los chicos de la escuela Santa Rosa de San Lorenzo, Santa Fe. De inmediato, lanzó una arenga improvisada. "Necesitamos juntar más (votos), porque no nos fue tan bien en la elección", dijo con una sonrisa, camino al Salón de los Bustos.

Entre los chicos, y mientras esperaban al Presidente, uno de ellos reconoció haber votado en blanco, y otro a José Luis Espert, aunque ahora estaría dispuesto a cambiar "para que no vuelva Cristina", según dijo a LA NACION.

Mauricio Macri ingresó a la Casa Rosada sin menciones a la escalada del dólar ni al desplome de anteayer de la Bolsa, los bonos y del valor de las empresas argentinas que cotizan en Wall Street.

Antes había tenido un encuentro con Elisa Carrió, en la quinta de Olivos. La diputada nacional de la Coalición Cívica fue una de las pocas dirigentes que el domingo se manifestó confiada en poder revertir los 15 puntos de diferencia en las elecciones del 27 de octubre. "En octubre gana la República", dijo entonces Elisa Carrió.

Los mensajes

El "modo campaña" del Presidente continuó durante la jornada. Tenía bien presente la cena, también en Olivos, que había compartido anteanoche con Marcos Peña, Horacio Rodríguez Larreta, María Eugenia Vidal, Rogelio Frigerio y Miguel Ángel Pichetto.

También estuvieron la vicepresidenta Gabriela Michetti, el consultor Jaime Durán Barba y los ministros Nicolás Dujovne y Dante Sica, quienes diseñan las medidas a punto de implementarse para mejorar el clima económico.

"Necesitamos dar mensajes de humildad y grandeza. Reconocer las dificultades y hacernos cargos de los problemas. Ellos tienen la responsabilidad de dar gobernabilidad. Nosotros de gobernar y dar respuesta. Por eso estamos trabajando en un set de medidas", afirmaron a LA NACION cerca de uno de los comensales.

Sobrevoló allí la palabra "autocrítica", sobre todo relacionada con la conferencia de prensa de anteayer, en la que Mauricio Macri culpó al kirchnerismo por la abrupta suba del dólar y la caída que sufrieron el lunes las acciones de empresas argentinas.

Los cálculos más optimistas de la mesa chica hablan de "subir cuatro puntos, y que ellos (por el kirchnerismo) bajen tres. Con esos números entramos en la segunda vuelta a matar o morir. Difícil, no imposible", afirmó un vocero. Para ello, se apelará a subir "cinco puntos" la cantidad de votantes totales, y a bajar la bronca de la sociedad con medidas que mejoren su percepción de la economía actual y futura.

"Dejamos la nostalgia para otro momento. Ahora hay que trabajar", dijo con rostro serio otro de los dirigentes con despacho en Balcarce 50.

El mensaje de que "aún es posible" recuperarse fue transmitido por otros ministros.

El canciller Jorge Faurie, por ejemplo, habló anteayer en esos términos con embajadores argentinos en distintos destinos, como Marcelo Stubrin, Jorge Yoma y Ezequiel Sabor.

Con el mismo ánimo, el Presidente encabezó una reunión con empresarios aceiteros, en la que estuvo acompañado por su ministro de Agricultura, Luis Miguel Etchevehere.

Después de recibir a parte de la delegación de deportistas argentinos que participó de los Juegos Panamericanos, en Lima, continuaron las reuniones, esta vez con su amigo y embajador en España, Ramón Puerta, y una reunión de seguimiento con el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro.

"Hay que buscarle la vuelta (...), la economía es ciencia, arte y magia. Hay que ampliar el frente, no funcionó y hay que hacerlo funcionar", dijo Puerta a la salida de su reunión con el Presidente y en referencia al "peronismo republicano".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.