Emilio Monzó: "Me duele mucho que la Argentina no esté unida, que siga la grieta"

Emilio Monzó
Emilio Monzó Fuente: LA NACION
El presidente de Diputados hizo un balance de gestión
Laura Serra
(0)
15 de noviembre de 2019  

Quienes conocen a Emilio Monzó y su pensamiento político saben que su futuro está lejos del macrismo más ortodoxo. Por eso no llamó la atención cuando, al trazar el balance de su gestión al frente de la Cámara de Diputados, no solo no hiciera mención alguna de quien fue su jefe político -Mauricio Macri-, sino que además afirmara que va a colaborar con el próximo gobierno para lograr la unidad de los argentinos.

"Yo tuve mucha ilusión, en estos últimos cuatro años, de poder recuperar la unidad de los argentinos. Lamentablemente eso no ha ocurrido. Me duele mucho que todavía la Argentina no esté unida, me duele mucho que no hayamos eliminado la grieta todavía. Tengo muchas esperanzas y voy a colaborar para cualquier gobierno, pero para que el gobierno que viene pueda lograr la unidad nacional de los argentinos", enfatizó Monzó, frente a un Salón de los Pasos Perdidos colmado de legisladores y empleados legislativos.

Monzó fue, desde el inicio de la gestión de Macri, un obstinado promotor de la apertura de Cambiemos a otras fuerzas políticas, en especial al peronismo.

No tuvo éxito y fue marginado por el círculo más cercano al Presidente en la mesa chica de la toma de decisiones. Por esa razón, Monzó decidió no renovar su mandato como diputado, que finalizará el 10 de diciembre.

"El consenso y el disenso son algo permanente y uno tiene que jugar con ese equilibrio, sobre todo cuando es presidente de la Cámara de Diputados. El consenso es esa palabra que nosotros cada vez tenemos que pregonar más, porque el país no está bien", sostuvo.

Monzó destacó que, para su gestión al frente de la Cámara de Diputados, había convocado a funcionarios de distintos orígenes políticos, no solo de Cambiemos, una velada crítica al gobierno macrista. "Estuvieron representadas las mejores personas para llevar las funciones que llevaron adelante esta gestión y que tuvo este éxito", agregó.

"Sueño con que en la Argentina comience a elegirse a los funcionarios de esta manera", apuntó Monzó, al tiempo que advirtió sobre aquellos líderes políticos que pierden contacto con la realidad por estar rodeados de obsecuentes.

"Eso es lo que le pasa al líder en la administración pública, y de lo que tiene que estar siempre alerta. Porque el obsecuente, en esa adulación, lo que consigue es perdurar en el cargo, pero principalmente lo que consigue es llevarlo a una zona de confort, de fanatismo, de aislar al líder de la realidad", disparó Monzó.

"Tenemos que terminar con ese tipo de gobiernos y tenemos que empezar a colocar funcionarios que legitimen y tengan responsabilidad, prestigio propio, porque si tienen prestigio propio siempre van a guiar a la gente".

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.