Muchas estrellas no llegaron a brillar