En Puerto Belgrano. Puricelli visitó el lugar del barco hundido