Quedó descabezada la policía bonaerense

Les aceptaron la renuncia al jefe y al subjefe de la fuerza tras juzgar que son “responsables operativos” de las dos muertes Aún no designaron a sus reemplazantes Solá también dispuso la intervención de la Jefatura Departamental de Lomas de Zamora y del Comando de Patrullas de Avellaneda
Les aceptaron la renuncia al jefe y al subjefe de la fuerza tras juzgar que son “responsables operativos” de las dos muertes Aún no designaron a sus reemplazantes Solá también dispuso la intervención de la Jefatura Departamental de Lomas de Zamora y del Comando de Patrullas de Avellaneda
Pablo Morosi
(0)
29 de junio de 2002  

LA PLATA.- El superintendente de Coordinación General de la policía bonaerense, comisario mayor Ricardo Degastaldi, y su segundo en el orden de jerarquía dentro de la fuerza, el comisario mayor Edgardo Beltrachi, pidieron ayer su pase a retiro después de que la Justicia dispuso la detención de varios policías involucrados con la muerte de dos manifestantes en la estación Avellaneda del Ferrocarril Metropolitano.

El gobernador Felipe Solá accedió al retiro de los máximos jefes policiales luego de considerar que “como jefes operativos tienen responsabilidad sobre lo sucedido”, por lo cual, dijo, decidió aceptar sus renuncias.

Solá también aprovechó la ocasión para mandar un mensaje a todos los miembros de la policía bonaerense: “Que se subordinen al poder político”, destacó en declaraciones periodísticas.

Además, desde el gobierno bonaerense trascendió que “se vienen cambios profundos en la estructura policial”, tal como confió a LA NACION un estrecho colaborador del mandatario provincial.

Degastaldi no alcanzó a cumplir dos meses como virtual jefe de la fuerza. Había asumido a mediados de abril último después de que su antecesor, el comisario Amadeo D’Angelo, se alejara después de que se conoció su presunta vinculación con una causa en la que se investigaba el cobro de coimas a prostíbulos en la zona norte del conurbano.

Sin reemplazantes

Anoche, el Ministerio de Justicia y Seguridad provincial no había dado a conocer los nombres de los reemplazantes para los máximos puestos de la institución.

En estas circunstancias, el oficial que ostenta el mayor cargo y que, por lo tanto, se convierte en el virtual responsable de la fuerza, es el actual director de Investigaciones, comisario mayor Roberto Savasta. Sin embargo, ello no significa que éste sea nombrado para conducir la fuerza, según aclararon anoche fuentes del gobierno provincial.

La presunta vinculación de al menos cuatro uniformados con los crímenes provocó un verdadero cisma dentro de la policía provincial luego de que se descubriera que el encargado de brindar la información oficial sobre lo ocurrido y responsable del operativo de seguridad, comisario inspector Alfredo Franchiotti, estaba directamente involucrado en las muertes.

El ministro de Justicia y Seguridad bonaerense, Luis Genoud, dispuso, asimismo, la intervención de la Jefatura Departamental Lomas de Zamora e incluyó entre los policías suspendidos al titular de esa dependencia, comisario mayor Osvaldo Vega.

Oficialmente sólo se informó que el hasta ayer director general de Investigaciones Complejas y Narco Criminalidad, comisario mayor Alberto Sobrado, fue designado interventor de la Departamental. Además de Vega ya habían sido puestos en disponibilidad preventiva los 110 efectivos que intervinieron en el operativo de seguridad.

Al mismo tiempo, también se dispuso la intervención del Comando de Patrullas de Avellaneda, que estaba a cargo de Franchiotti.

“Abuso funcional”

Fuentes del Ministerio de Justicia y Seguridad bonaerense, que ayer informaron sobre los sumarios abiertos contra los efectivos, aseguraron que los policías sumariados por “abuso funcional” son el oficial principal Carlos Jesús Quevedo, el cabo primero Alejandro Acosta, cabo primero Lorenzo Colman y el propio comisario Franchiotti.

Las autoridades de la cartera de provincial de Seguridad también dispusieron el traslado del segundo jefe de la Departamental intervenida, comisario inspector Mario Alberto Mijin, aunque anoche no se había definido su nuevo destino.

La salida de Degastaldi y de Beltrachi dio paso a una ola de rumores sobre sus eventuales sucesores. Incluso, ayer por la tarde se llegó a mencionar la posibilidad de que fuera un civil quien condujera la fuerza a partir de ahora. Sin embargo, en la gobernación bonaerense se dijo que por ahora no hay nombres en danza y que se estudiarán detenidamente las designaciones.

Al cierre de esta edición, en la gobernación los jefes salientes se reunieron con Solá y con Genoud. Entre otras cosas, por supuesto, se habló de lo ocurrido y también de los cambios que se vienen, tal como confió una fuente cercana al gobernador.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.