Rafael Nahuel: contradicciones entre el peritaje y la declaración del prefecto

En indagatoria, Pintos dijo que no portaba el subfusil MP5 que se identificó como el arma que mató al joven mapuche
En indagatoria, Pintos dijo que no portaba el subfusil MP5 que se identificó como el arma que mató al joven mapuche Fuente: Archivo
Maia Jastreblansky
(0)
5 de julio de 2018  • 18:12

El cabo primero de la Prefectura Naval Francisco Javier Pintos fue indagado ayer la causa que investiga la muerte de Rafael Nahuel. El uniformado fue citado por el juez federal Gustavo Villanueva luego de que el peritaje balístico determinara que el proyectil que acabó con la vida del joven mapuche era compatible con el arma que portaba durante el operativo desplegado el 25 de noviembre pasado en Villa Mascardi. Pero su declaración dejó un abanico de interrogantes y contradicciones.

Según pudo reconstruir la nacion, Pintos aseguró ante las autoridades judiciales que al menos un mapuche respondió con disparos de armas de fuego en el patrullaje que hizo el Grupo Albatros en el predio ocupado en las inmediaciones de Bariloche. El uniformado dijo haber respondido con disparos disuasorios "a 45 grados" y "apuntando al piso".

Y, lo más importante, dijo no haber portado un subfusil MP5 durante el operativo, sino que lo había dejado en la base de la montaña y que solo llevaba consigo una 9 milímetros.

Esa afirmación abre un sinfín de dudas. Porque en la causa, el cotejo de proyectiles analizado por tres peritos arrojó que la bala encontrada en el cuerpo del joven mapuche se correspondía con el arma rotulada con el código 05-C335508. Y esa identificación coincidía con el subfusil MP5, número de serie 335508 que portaba Pintos. Fue este peritaje el que lo que llevó a Pintos a la indagatoria.

Detallado relato

Representado por el abogado Fernando Soto, que ocupa el cargo de director de Ordenamiento y Adecuación Normativa de las Fuerzas Policiales del Ministerio de Seguridad, Pintos hizo durante más de cinco horas un relato pormenorizado de los hechos ante el juez Villanueva y la fiscal Silvia Little. A la audiencia no asistieron los abogados de la familia de Rafael Nahuel, ni los representantes de los dos mapuches detenidos tras el operativo.

El prefecto señaló que fue encomendado al lugar por una manda judicial que ordenó realizar un patrullaje y detener a los ocupantes del predio de Villa Mascardi. Ese 25 de noviembre -dijo- él y otros tres prefectos del Grupo Albatros hicieron una avanzada en el territorio en conflicto.

Pintos describió que, cerro arriba, fotografió un esquema de barricadas realizadas con troncos y piedras dispuestas por los mapuches ante un posible conflicto.

El uniformado dijo que el grupo solicitó refuerzos a la base y que al operativo se sumaron otros dos albatros. Minutos después -según su relato- llegó a visibilizar a "28 encapuchados" que comenzaron a tirar una lluvia de piedras.

Pintos aseguró que, ante la voz de alto de los prefectos, "una persona encapuchada con ropa oscura" comenzó a disparar "un arma de puño". Y dijo que luego de descargar su arma con proyectiles de pintura procedió a hacer "disparos disuasivos al suelo" y "en legítima defensa" con su arma de fuego.

Pero señaló que esos disparos fueron realizados con una 9 milímetros. No con un subfusil MP5 como indicó el peritaje. Su arma MP5 -dijo- había quedado resguardada en la "sala de armas", a más de un kilómetro de distancia, en la base de la montaña.

Según pudo conocer la nacion de fuentes oficiales, solo el cabo segundo Juan Ramón Obregón portó un subfusil MP5 durante el operativo de Villa Mascardi. El arma estuvo identificada con el número 05-C335528. "Yo no soy perito, lo que se me ocurre es que pueden haberse equivocado de número de serie de la MP5, porque en el enfrentamiento había una sola MP5 que era la de Obregón", señaló Pintos.

¿Cómo se explica la contradicción con el peritaje balístico? El estudio para identificar el arma que terminó con la vida de Rafael Nahuel se hizo en el tiro federal de Bariloche. Allí, fueron disparadas todas las armas secuestradas a los albatros tras el operativo, de modo de obtener proyectiles testigo.

Esas balas quedaron grabadas con "estrías", la huella que permite identificar el arma que efectuó el disparo. Así, las vainas fueron cotejadas en un microscopio comparador balístico con el proyectil extraído del cuerpo de Rafael Nahuel durante la autopsia.

Siempre según el peritaje, el arma que tuvo coincidencia fue el subfusil MP5 de Pintos. Los otros efectivos que efectuaron disparos de fuego, según el peritaje, fueron el marinero Sergio Damián García, el cabo segundo Carlos Valentín Sosa y el cabo primero Sergio Guillermo Cavia y el cabo Obregón.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.