Roberto Lavagna encabezará la fórmula presidencial con Juan Manuel Urtubey como candidato a vice

Urtubey y Lavagna alcanzaron un acuerdo para presentar una fórmula conjunta
Urtubey y Lavagna alcanzaron un acuerdo para presentar una fórmula conjunta
Mariano Obarrio
(0)
12 de junio de 2019  • 13:40

Luego del traspaso de Miguel Pichetto al macrismo y del regreso de Sergio Massa al PJ kirchnerista, Roberto Lavagna y Juan Manuel Urtubey alcanzaron en pocas horas un acuerdo para conformar el frente Consenso Federal 2030, que presentaron ante la Justicia Electoral, y anunciaron una fórmula conjunta en la que Lavagna será candidato a presidente y Urtubey, postulante a la vicepresidencia.

"Con Urtubey mantuvimos coherencia desde el principio, siempre dijimos 'ni Macri ni Cristina'", fueron las primeras explicaciones de Lavagna. "La coherencia nuestra ha sido siempre esa: no salirnos de la línea del medio", agregó.

"Hay vida en la Argentina sin Macri y sin Cristina y es mucho mejor", exclamó por su parte el gobernador salteño, anoche, en un acto en La Matanza. En la primera referencia al acuerdo con Lavagna, Urtubey agregó: "Amigos y amigas de la Patria: hay futuro en la Argentina, y lo vamos a hacer con este Consenso Federal".

Así las cosas, los que hasta hoy eran precandidatos presidenciales por Consenso 19, Lavagna, y por Alternativa Federal, Urtubey, unificaron los dos frentes con miras a las PASO del 11 de agosto. El nuevo nombre, Consenso Federal 2030, combina palabras de los dos espacios anteriores. El número se refiere a "diez años de políticas de Estado".

En rigor, el anuncio de la fórmula Macri-Pichetto y el acuerdo de Massa con el kirchnerismo precipitaron la decisión de Lavagna y Urtubey, celebrada hoy al mediodía en la Casa de Salta. El pacto Macri-Pichetto buscaba precisamente la tracción de sectores peronistas hacia el oficialismo cuando parecía que el peronismo federal se diluía en la polarización porque Massa se corría hacia el kirchnerismo.

Ahora cambió el escenario: la creación de un nuevo polo peronista no kirchnerista deja interrogantes acerca de la capacidad de Macri de canalizar el voto peronista y de Pichetto de convencer a una masa crítica de sus excompañeros.

No obstante, en la Casa Rosada decían hoy que el nuevo frente "no cambia nada" y que "habrá que medir cuando decanten tantas novedades sucesivas". Todavía sostenían que "llevarlo a Pichetto debilitó al peronismo federal y se va a potenciar la polarización".

La gran gestora del acuerdo Lavagna-Urtubey fue la diputada Graciela Camaño, que abandonó las filas del Frente Renovador de Massa apenas este confirmó sus negociaciones con el kirchnerismo. Ofuscada con Massa, Camaño mantuvo desde ayer frenéticas conversaciones por teléfono con Lavagna y Urtubey para unir a ambos y no dividir el "espacio del medio".

También colaboraron la líder de GEN, Margarita Stolbizer, y el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, que hablaron con Urtubey para convencerlo de bajarse de su postulación presidencial.

Antes que ello, Camaño y Stolbizer buscaron persuadir a Lavagna de que aceptara competir en unas PASO contra Urtubey, pero el exministro de Economía se mantuvo firme. La exigencia original del gobernador de Salta era medirse en las PASO contra Lavagna. Pero Camaño y Stolbizer le informaron de que el exministro era irreductible y finalmente cedió Urtubey.

Luego del anuncio, cerca del salteño señalaron a LA NACION que "hubiera sido un error ir separados y Urtubey mantuvo la coherencia". Previamente, el Gobierno le había ofrecido ser vicepresidente de Macri, antes que a Pichetto, y el kirchnerismo lo tentó con ser candidato a senador de la fórmula Alberto Fernández-Cristina Kirchner.

Las conversaciones para unificar el Alternativa Federal, el espacio de Urtubey y Consenso 19, el de Lavagna, comenzaron esta mañana
Las conversaciones para unificar el Alternativa Federal, el espacio de Urtubey y Consenso 19, el de Lavagna, comenzaron esta mañana Fuente: Archivo

"Fue una semana terrible de presiones para bajarnos", decían cerca del salteño. Luego del acuerdo con Pichetto, el macrismo también le ofreció ser canciller en el próximo mandato u ocupar un ministerio. "Nos operaron de la Casa Rosada en los medios de que ya estábamos cerrando con Macri", indicaron a LA NACION fuentes de ese espacio.

"Es lo mejor que podía haber pasado. O competíamos en las PASO con Lavagna o nos presentábamos en Salta con lista corta o nos íbamos a casa. Mejor era crear un polo de atracción de una tercera postura", dijo un allegado al gobernador. "Con Macri no podíamos ir", agregó.

La lectura de Lavagna y Urtubey ahora es que el "espacio del medio" complica a Macri, que Pichetto no tendrá margen para arriar a los peronistas y que podría estar arrepentido de no haber esperado la resolución del peronismo federal.

Consenso Federal 2030 estará compuesto por los partidos que integraban Alternativa Federal, Renovador Federal, Libres del Sur, Democracia Cristiana, Unión Popular y Partido Federal y los que componían Consenso 19, Partido Socialista, GEN y Tercera Posición, entre otros.

Camaño organizó la reunión en la Casa de Salta y ella misma participó del encuentro, pese a que no salió en la foto. "Con Urtubey mantuvimos coherencia desde el principio, siempre dijimos 'ni Macri ni Cristina'", destacó Lavagna, para completar: "La coherencia nuestra ha sido siempre esa: no salirnos de la línea del medio".

En tanto, Urtubey exclamó anoche que "hay vida después de Macri y de Cristina, y es mucho mejor" y que "lo importante es encontrar un camino que haga que esta tercera vía sea competitiva". En un acto en el Club González Catán, el ahora precandidato a vicepresidente cerró: "Con Lavagna vamos a caminar juntos hasta que pongamos de pie a la Argentina y lo vamos a hacer entre todos. No nos vamos a entregar al poder".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.