Sandra Arroyo Salgado, sobre el arma que tenía Nisman: "Para mí, esto cambia todo, cambia el escenario"

La ex mujer del fiscal se mostró sorprendida tras la declaración ayer de Sara Garfunkel, quien reveló que en su casa guardaba una pistola del fallecido funcionario judicial; la madre aseguró que se la había dejado su hijo sin que ella supiera
(0)
15 de abril de 2015  • 08:54

Apenas se conociera que Alberto Nisman tenía un arma en la casa de su madre, la jueza y ex mujer del fiscal Sandra Arroyo Salgado se mostró sorprendida por la revelación y aseguró: "Para mí esto cambia todo, cambia el escenario".

"Yo me enteré de esto ayer por el defensor que nos patrocina en la querella. Nunca Nisman tuvo armas en nuestro domicilio", afirmó Arroyo Salgado en diálogo con radio Vorterix. La pareja convivió hasta octubre de 2011. Durante sus años de relación, compartieron primero un departamento de ella, luego una casa en el country Highland Park y finalmente dos departamentos distintos en el centro.

Madre de dos hijas que tuvo con el ex fiscal de la causa especial AMIA, la jueza de San Isidro siempre sostuvo que Nisman fue asesinado y recusó -sin suerte- a la fiscal del caso, Viviana Fein, por supuestamente sólo investigar la hipótesis de un suicidio. "Quiero ser prudente con la investigación de la fiscal y la jueza [Fabiana Palmaghini]", dijo hoy Arroyo Salgado.

Sin embargo, dijo tener "la certeza de que esto [la muerte de Nisman] se trató de un homicidio", según la información que recogieron los peritos que ella designó como querellante en la causa.

¿Por qué este hallazgo puede modificar la investigación?, le preguntaron a Arroyo Salgado en otra entrevista en radio Mitre. "Entiendo que es un elemento importante porque si una persona tiene un arma registrada a su nombre y tiene miedo por él y sus hijas, en lugar de pedirle a otra persona, va y busca el arma que tiene hace tiempo registrada", respondió.

Una postura contraria mostró la fiscal Fein, también diálogo con Vorterix esta mañana. "El hallazgo no modifica la investigación. Tenemos que seguir investigando qué es lo que le pasó a Nisman", expresó la funcionaria.

"Tenemos que seguir investigando, si fue un suicidio, homicidio o suicidio inducido. Ese es nuestro único objetivo: saber qué ocurrió", abundó, y agregó: "Esa arma ya había sido informada en la causa. El arma no tenía balas, estaba descargada".

La revelación de la madre de Nisman

Sara Garfunkel informó ayer a la Justicia que su hijo había dejado un arma guardada en su casa sin que ella lo supiera. Declaró ante la fiscal Fein que la encontró hace once días, en la baulera de su departamento de la calle Roosevelt, donde Nisman la había acomodado entre una pila de objetos personales que llevó allí durante unos pocos meses que vivió con ella. El fiscal se alojó una temporada en lo de su madre después de que se separó de Sandra Arroyo Salgado, hace más de tres años.

Garfunkel, que ayer declaró como testigo, dijo que no sabía de la existencia de esa arma y que se enteró el 3 de abril pasado, cuando bajó a su baulera para hacer lugar, porque -según relató- había decidido ubicar allí las ocho cajas con bienes de su hijo que le habían hecho llegar de la UFI AMIA.

"Es un elemento importante, porque si una persona tiene un arma registrada a su nombre y tiene miedo por él y sus hijas, en lugar de pedirle a otra persona, va y busca el arma que tiene hace tiempo registrada", dijo Arroyo Salgado

"Desconocía que Alberto tenía armas registradas a su nombre. No sé cuándo la adquirió y nunca las tuvimos en nuestra casa, y tengo la certeza de las cosas que tenía en nuestro domicilio", resaltó Arroyo Salgado en Vorterix.

¿Por qué Nisman pidió un arma prestada si tenía una propia? Tanto Diego Lagomarsino, dueño de la pistola con la que el fiscal apareció muerto, como el custodio Rubén Benítez dijeron que el sábado previo a su muerte Nisman les había dicho que quería un arma. Según sus declaraciones, a Benítez le pidió asesoramiento para comprarse una esa semana. A Lagomarsino le pidió prestada la suya.

El arma estaba desarmada y no tenía proyectiles, aseguró la fiscal Fein, quien ya ordenó peritajes que comenzarían hoy mismo. Garfunkel dijo que la encontró el viernes de Semana Santa, enfundada en una tela y dentro de una bolsa de nylon negra.

Hace más de diez años, en los 90, Nisman había declarado dos armas: una pistola semiautomática Bersa calibre 22 y un revólver Rossi calibre 38. En 2009 transfirió el revólver. De la pistola nada más se supo. Sólo que no la encontraron en su departamento. Aparentemente esa arma, del mismo modelo que la de Lagomarsino, es la que la División Homicidios de la Policía Federal secuestró en la baulera.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?