Schiavi se despegó de la compra de vagones a España y Portugal

Buscó diferenciarse de Jaime; dijo que no firmó convenios ni pagó por material ferroviario
Buscó diferenciarse de Jaime; dijo que no firmó convenios ni pagó por material ferroviario
(0)
9 de abril de 2016  

El ex secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi intentó ayer despegarse del escándalo de la compra de trenes a España y Portugal, por la que su antecesor, Ricardo Jaime está detenido desde hace una semana.

Schiavi fue indagado ayer por el juez Julián Ercolini, quien investiga la compra de vagones, en su mayoría inservible, dispuesta por el gobierno de Néstor Kirchner en 2005. Además, el ex funcionario presentó un escrito.

A diferencia de Jaime, que declaró haber cumplido órdenes del ex presidente, de Cristina Kirchner y del ex ministro Julio De Vido para la compra del material rodante, Schiavi no acusó a sus superiores cuando estaba a cargo del área de Transporte, ni a otros ex funcionarios.

Según pudo reconstruir LA NACION, Schiavi detalló que no firmó convenios con Portugal, ni recibió o pagó por material ferroviario.

A su favor, añadió que envió una nota a la empresa portuguesa para rescindir los contratos por los incumplimientos y que nunca recibió respuesta.

También dio detalles sobre el vínculo con España. Aseguró que sólo firmó una adenda del convenio original para reclamar a la empresa de ferrocarriles estatales Renfe un crédito de seis millones de euros, por material que no había sido entregado.

Añadió que, para reforzar aquel reclamo mandó a España a una comitiva encabezada por el entonces subsecretario de Transporte Ferroviario, Antonio Luna, y que gracias a esa gestión se consiguieron siete locomotoras diesel que aún hoy siguen operativas.

Decidido a diferenciarse de Jaime, Schiavi se jactó de haber firmado convenios con España -que no forman parte de los que investiga Ercolini- sin recurrir a intermediarios.

Schiavi reemplazó a Jaime cuando éste debió renunciar, acorralado por denuncias de corrupción. Estuvo al frente de la Secretaría de Transporte hasta marzo de 2012, días después de la tragedia de Once.

Por otro lado, según consignaron las agencias DyN y Télam, Schiavi indicó que durante su gestión, en 2011, se abrió una licitación "para poner a punto los trenes que estaban en los talleres de Remedios de Escalada". Dijo que entre ellos se encontraban los que habían sido comprados a España y Portugal, pero que la reparación "nunca pudo concretarse porque a la Secretaría de Transporte le habían asignado apenas entre un 12% y un 14% del presupuesto pautado inicialmente".

Con esta última afirmación, Schiavi lanzó un tiro por elevación al ministro De Vido, aunque sin vincularlo con las irregularidades que investiga la Justicia, sino con supuestos incumplimientos en la distribución de recursos del Ministerio de Planificación a la Secretaría de Transporte. Justamente, De Vido deberá declarar ante Ercolini el 27 de este mes.

Por otra parte, Schiavi dijo que no conoce la firma Caesa, la consultora que habría actuado como intermediaria para la compra de los vagones, y cuyo rol también es investigado en el expediente.

En diciembre pasado, Schiavi fue condenado a ocho años de prisión por la tragedia de Once. La condena todavía no está firme.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.