Tedeum: críticas, guiños y vaivenes presidenciales de Kirchner a Macri

Nestor y Cristina Kirchner saludan al cardenal Bergoglio durante el Tedeum en la Catedral Metropolitana, el 25 de abril de 2005
Nestor y Cristina Kirchner saludan al cardenal Bergoglio durante el Tedeum en la Catedral Metropolitana, el 25 de abril de 2005 Fuente: Archivo
(0)
24 de mayo de 2019  • 16:47

Desde el primer gobierno patrio, en la Argentina el jefe de Estado asiste a un tedeum todos los 25 de mayo, con motivo del Día de la Patria.

En los últimos años, el acto estuvo cargado de tinte político, entre los cambios de sede por parte de las autoridades hasta los cuestionamientos de la Iglesia a los mandatarios por la coyuntura nacional.

Durante el kirchnerismo, la relación con el entonces cardenal Jorge Bergoglio se mantuvo tirante. Por eso, desde 2005 los Kirchner comenzaron a participar del oficio religioso en diversas provincias, en general alejados de la misa oficiada por quien hoy es el papa Francisco. Pasaron por Santiago del Estero, San Rafael, Salta y Puerto Iguazú.

En 2010, en medio de los festejos por el Bicentenario, Cristina Kirchner prefirió asistir a la Basílica de Luján, junto a Néstor, y al año siguiente -siete meses después de la muerte de su marido- la entonces mandataria presenció la homilía del arzobispo Fabriciano Sigampa, en Resistencia. En 2011, la ciudad elegida fue Bariloche.

En 2013, año en que Bergoglio se convirtió en el primer Papa argentino, la Presidenta volvió al tedeum de la Basílica de Luján. Desde el entorno de Cristina se encargaron de despegar la decisión presidencial de la tirante relación con la Iglesia, y argumentaron que el lugar fue incluso acordado con el arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli, designado por el Papa su sucesor tras su mudanza al Vaticano.

La expresidenta Cristina Fernández de Kirchner durante el Tedeum en la Catedral Metropolitana, por el aniversario de la Revolución de Mayo, el 25 de mayo de 2014
La expresidenta Cristina Fernández de Kirchner durante el Tedeum en la Catedral Metropolitana, por el aniversario de la Revolución de Mayo, el 25 de mayo de 2014 Fuente: Archivo

Cristina Kirchner decidió volver a la Catedral Metropolitana en 2014, lo que generó un encuentro de peso entre tres dirigentes que hacía tiempo no compartían un acto: la Presidenta, el gobernador bonaerense Daniel Scioli y el jefe de gobierno porteño Mauricio Macri.

Mauricio Macri, en ese momento Jefe de Gobierno porteño saluda a Cristina Kirchner en el Tedeum, el 25 de mayo de 2014
Mauricio Macri, en ese momento Jefe de Gobierno porteño saluda a Cristina Kirchner en el Tedeum, el 25 de mayo de 2014 Fuente: Archivo

La expresidenta encabezó su último tedeum como jefa de Estado, en 2015, en la Basílica de Luján. Macri lamentó la ausencia de la mandataria en la catedral metropolitana. "El año pasado lo habíamos logrado, lo hicimos juntos, no sé por qué ahora volvió a Luján. Es lamentable", dijo, cuando ya corría la campaña electoral.

En los tres tedeum del 25 de Mayo que lo tuvieron como presidente hasta el momento, Macri siempre asistió a la catedral metropolitana de Buenos Aires, con Mario Poli como arzobispo porteño.

"No perdamos la sensibilidad ante el dolor de los más pobres, de las familias que sufren por carecer de lo esencial", dijo Poli durante la ceremonia de 2016. Al año siguiente, el cardenal centró su mensaje en intentar superar "la confrontación" de los argentinos y buscar un "consenso creativo".

El presidente Mauricio Macri y su esposa Juliana Awada, en el Tedeum el 25 de mayo de 2018
El presidente Mauricio Macri y su esposa Juliana Awada, en el Tedeum el 25 de mayo de 2018 Fuente: Archivo

El año pasado, Poli aseguró que "el primer deber del Estado es cuidar la vida de sus habitantes, especialmente de los débiles, los pobres y los marginados". Y agregó un mensaje a propósito del debate por el aborto. El arzobispo citó al papa Francisco : "Nos enseña que la defensa del no nacido debe ser clara, firme y apasionada".

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.