Un gremio reclamó $50.000 de bono de fin de año

Daniel Yofra, el jefe de los aceiteros, reclamó una cifra extra que podría ser récord
Daniel Yofra, el jefe de los aceiteros, reclamó una cifra extra que podría ser récord Fuente: Archivo
(0)
20 de noviembre de 2019  • 14:50

Si bien la CGT dijo que no empujará un reclamo generalizado por un bono de fin de año que atenúe el impacto de la inflación, la Federación de Trabajadores Aceiteros rompió el molde con un pedido de un pago extra de $50.000. Se suma así al pedido que hicieron los camioneros de Hugo Moyano, que exigen un pago de $20.000.

"Los aceiteros hemos logrado mantener nuestro sistema adquisitivo, esto nos permite respirar un poco ante esta situación tan difícil. Vamos a pedir un bono cercano a los 50 mil pesos. Los empresarios saben que todos los años pedimos bonos y si no lo conseguimos vamos a la huelga", dijo Daniel Yofra, el jefe del gremio de los aceiteros, en FM La Patriada.

Yofra, que integra la CGT, aunque no participa activamente en su vida institucional, negocia esta compensación salarial con empresas multinacionales como Nidera, Molinos, Dreyfus y Cargill."Aquellos empresarios que no puedan pagar el bono, que lo demuestren", desafió el sindicalista.

El salario básico de los aceiteros va desde los $54.900 a los $71.000, más adicionales, según la categoría.

"Los trabajadores están en una situación límite, el gobierno de Alberto Fernández debería dar el ejemplo y darle el bono a sus trabajadores del Estado, y así poder exigirle a los privados que lo paguen. El bono es un balde de agua para los trabajadores", señaló Yofra.

La negociación con Moyano

En cuanto a la negociación de los camioneros, Moyano anticipó un pedido de un bono de $.20.000. Sin embargo, la Federación de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac), que reúne a unas 45 cámaras del sector, le solicitó al Gobierno la "urgente declaración de la emergencia económica".

A través de un comunicado, la Fadeeac argumentó su pedido: "La crisis no da tregua al autotransporte de cargas. En un contexto de enfriamiento de la actividad, los aumentos de costos son constantes, sobre todo del combustible y otros insumos debido a la devaluación del peso. A ello se una presión fiscal que no da tregua. Los aumentos que el sector recibe no se pueden trasladar a tarifas inmediatamente lo que provoca que se trabaje por debajo de los límites que hacen competitiva a la actividad".

ADEMÁS
CGT

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.