Un hombre que se jactaba de “ir al frente” en los operativos

El comisario Alfredo Franchiotti estaba a cargo de los policías apostados en el puente Pueyrredón y quedó en la mira judicial
El comisario Alfredo Franchiotti estaba a cargo de los policías apostados en el puente Pueyrredón y quedó en la mira judicial
Ramiro Sagasti
(0)
28 de junio de 2002  

LA PLATA.- El comisario inspector Alfredo Franchiotti se jactaba de ser un hombre expeditivo, de “ir al frente” en los operativos, de controlar los movimientos de cada uno de sus hombres.

Este hombre esmirriado, de 47 años y 25 en la fuerza policial bonaerense, con un anillo de oro demasiado grande para sus manos pequeñas, era hasta ayer el jefe del Comando de Patrullas de Avellaneda.

Fue el hombre que estuvo a cargo de la represión contra piqueteros que anteayer intentaron cortar el puente Pueyrredón de Avellaneda y que terminó con dos manifestantes muertos y una docena de heridos de bala.

Cerca del mediodía de ayer, Franchiotti dijo a LA NACION “Vengo a La Plata porque el jefe de la policía me pidió que diera explicaciones” de los hechos ocurridos.

Después, con media cabeza vendada por sus heridas en la oreja derecha y el ojo izquierdo, entró en la residencia del gobernador, Felipe Solá, para reunirse con éste, con el ministro de Justicia y Seguridad, Luis Genoud, y con el jefe de la Delegación de Investigaciones de Lomas de Zamora, comisario inspector Sergio Introna.

En un principio, sus explicaciones dieron resultado. Pero por poco tiempo. Con el correr de las horas se fueron desvaneciendo. Hasta que la Justicia encontró posibles evidencias y fue puesto en disponibilidad preventiva. Anoche, los investigadores evaluaban pruebas fotográficas que podrían llevarlo tras las rejas.

El primer destino

Franchiotti había entrado en la Escuela de Cadetes de la bonaerense el 1º de marzo de 1977. Su primer destino fue la comisaría 1a. de San Vicente, como oficial ayudante.

Desde 1980 hasta 1987 se desempeñó en la comisaría 2a. de dicha localidad, como oficial subinspector, hasta que fue trasladado a la seccional 1a. de Lomas de Zamora, ya como inspector.

En 1989 fue ascendido a oficial principal, y estuvo en la comisaría 1a. de Berazategui y en la Brigada de Investigaciones de Lanús. Ese año, la Camara de Diputados le otorgó un reconocimiento por su actuación en la recuperación del Cuartel Militar de La Tablada. Recibiría durante su carrera otras 18 distinciones, otorgadas por la fuerza y por funcionarios judiciales.

Un año después, fue destinado a la localidad de General Conesa y en 1992, a la Unidad Regional de Chascomús. En 1994, obtuvo un nuevo ascenso, a subcomisario, y se trasladó a la comisaría 4a. del Partido de la Costa. Al año siguiente, empezó a cumplir funciones en la Brigada de Investigaciones de Quilmes.

En 1997, aprobó el curso para oficiales jefes con un promedio de 9,60 y en 1998, ya como comisario, estuvo un tiempo en la Planta Verificadora de Quilmes y luego pasó a la Delegación de Investigaciones de Lomas de Zamora.

Regreso

Volvió a Quilmes en 1999, también a investigaciones. Allí fue ascendido a comisario inspector y, luego de un año, se hizo cargo de la División de Delitos Rurales.

Más tarde se convirtió en el jefe del Centro de Operaciones Policiales del Ministerio de Seguridad, hasta el 4 de diciembre del año último, cuando asumió como titular del Comando de Patrullas de Avellaneda, cargo que ocupó hasta ayer, un día después del trágico corte de ruta que terminó con la muerte de dos piqueteros.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.