Unifican causas contra el arrepentido de las coimas

Decidieron que Pontaquarto sea juzgado también por fraude
Hernán Cappiello
(0)
9 de noviembre de 2011  

La Justicia decidió unificar dos causas que enfrenta el arrepentido que reveló cómo se pagaron coimas a senadores para aprobar la ley laboral en 2000, durante el gobierno de Fernando de la Rúa. La decisión obliga a Mario Pontaquarto, confeso pagador de los sobornos, a defenderse, al mismo tiempo, de un cargo de malversación de fondos por no devolver 30.000 pesos en viáticos cuando era empleado del Senado.

De este modo el juicio contra el ex presidente De la Rúa, ministros de su gobierno y ex senadores radicales y peronistas por el pago de coimas arranca con una acusación debilitada.

El funcionario del Senado, que confesó haber repartido 5 millones de pesos de coimas, no sólo será juzgado a partir del 22 de noviembre por distribuir los sobornos, sino que el Tribunal Oral Federal N° 3 resolvió sumarle el segundo proceso. Con esta situación, la credibilidad del arrepentido podría quedar mellada.

Los jueces Miguel Pons, Gerardo Larrambebere y Guillermo Gordo entendieron que corresponde unificar las causas, como lo señala el Código cuando un procesado enfrenta un juicio y tiene otros pendientes. Además, en el caso de una condena, siempre la pena unificada será menor. Las razones de conexidad subjetiva y de economía procesal hicieron que los jueces del TOF N° 3 aceptaran el caso que les enviaron sus colegas del Tribunal Oral Federal N° 1, que tenía el asunto luego de que el juez Norberto Oyarbide lo elevó a juicio oral.

La fiscal Sabrina Namer se vería entonces ante la eventualidad de acusar a De la Rúa y a los otros imputados teniendo en cuenta los indicios que aportará Pontaquarto y al mismo tiempo debería fundamentar las razones por las cuales su arrepentido debe ser condenado por malversar dinero público.

A sabiendas de esta situación, la defensa de Pontaquarto, a cargo de Hugo Wortman, pidió al TOF N° 3 que reviera su decisión de acumular las causas y eventualmente recurrirá ante la Cámara de Casación. Si prosperan estos recurso es probable que el juicio, que debería iniciarse dentro de 15 días, pueda demorarse a la espera de que se resuelvan estos planteos.

El argumento de Pontaquarto para enfrentar dos juicios y no sólo uno es que se verá afectado su derecho de defensa en juicio, pues en el caso del Senado sostendrá la tesis acusadora, y en la de malversación la rebatirá.

Serán los jueces los que decidan, pero mientras tanto Pontaquarto y sus abogados afinan la estrategia para fortalecer su acusación. Ayer convocaron a una reunión en el estudio de Wortman Jofré, de la que participaron al menos 20 personalidades de la cultura, los medios y el ámbito público comprometidos en la lucha anticorrupción, con la de idea que Pontaquarto fuera sometido a una batería de preguntas que no dejaran dudas sobre sus intenciones al confesar el haber pagado las coimas. La reunión fue grabada en video y será editada y utilizada para difundir las razones del acusado para colaborar con la Justicia.

Pontaquarto, que fue secretario Parlamentario, estuvo en el programa de Protección de Testigos. Hoy vive de su trabajo como encargado del bar cubano Oye, Chico, del Paseo La Plaza. Pontaquarto dijo ante el juez Daniel Rafecas que el dinero provenía de la SIDE y que el ex presidente De la Rúa dio la orden de pagar. Dijo que no fue así de explícito, sino que sugirió que ese asunto lo arreglaran con Fernando de Santibañes, entonces jefe de la SIDE.

Los acusados son De la Rúa, De Santibañes, Flamarique, Alberto Tell, Augusto Alasino, Remo Constanzo y Ricardo Branda. Están acusados de cohecho. Entre las evidencias se cuenta el seguimiento de las señales del celular de los acusados, que los coloca en los lugares donde Pontaquarto declaró que estaban cuando pagó.

Serán 340 los testigos que declararán a lo largo de cinco meses.

El caso

  • Denuncia . Un anónimo que circuló por el Senado y ganó los medios reveló que se pagaron coimas para aprobar leyes laborales en 2000. Un senador, Emilio Cantarero, admitió que cobró.
  • Renuncias y escándalo . Fue el comienzo del fin del gobierno de la Alianza. El vicepresidente Carlos Alvarez renunció y dejó herida a la coalición.
  • Reunión y confesión . En 2003 Mario Pontaquarto, secretario parlamentario confesó que fue él quien llevó los cinco millones de pesos de la SIDE para pagar las coimas y los repartió. Involucró al ex presidente Fernando de la Rúa porque dijo que había participado de una reunión en su despacho donde se dispuso el pago.
  • Todos procesados . El juez Rafecas comprobó los dichos de Pontaquarto con informes de la SIDE sobre dónde estaban ubicados los celulares de los acusados en el momento del pago y los procesó.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Politica

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.