Vuelve a ser ministra la hermana del Presidente

Alicia Kirchner, a Desarrollo Social
Gustavo Ybarra
(0)
17 de agosto de 2006  

Fue casi una licencia. Alicia Kirchner, la hermana mayor del Presidente, volverá a jurar como ministra de Desarrollo Social. Lo hará ocho meses y medio después de haber renunciado al mismo cargo para asumir como senadora por Santa Cruz. El actual ministro, Juan Carlos Nadalich, dará un paso sin precedente en un cambio de gabinete: quedará como número dos del área.

Cuando hoy se formalice el traspaso, la hermana de Néstor Kirchner retomará el manejo de un presupuesto de 3550 millones de pesos y recuperará el alto perfil que tuvo en los años anteriores, como cara visible de los programas asistenciales del Gobierno.

Durante su primera gestión, Alicia Kirchner combinó la actividad en el ministerio con un trabajo de armado político que la Casa Rosada juzgó commo de alta importancia para la última campaña electoral. Regresa cuando ya se palpita el arranque de la carrera presidencial.

El Presidente mantuvo la reforma en el máximo hermetismo hasta último momento. La decisión se conoció en el Senado, a media tarde, cuando el bloque oficialista pidió votar un pedido de licencia de Alicia Kirchner que regirá hasta el 28 de febrero (el máximo plazo que puede solicitar sin dejar la banca).

En los hechos, la hermana del Presidente mantuvo un lazo directo con la gestión de Desarrollo Social durante los meses en que su despacho principal estuvo en el Palacio del Congreso. Como una muestra, todo ese tiempo el sitio de Internet del Ministerio de Desarrollo Social siguió registrando los discursos y las actividades de Alicia Kirchner en un plano de igualdad con las del ministro.

Igual nunca hubo celos. Ella considera a Nadalich un hombre de máxima confianza. Trabajan juntos desde hace más de 20 años. Y tiene un perfil bajísimo, cualidad dorada en el kirchnerismo. En él pensó para ocupar el sillón ministerial cuando ella tuvo que asumir como legisladora, y ahora, cuando el Presidente quiere que regrese al Gabinete, le pidió que se quedará bien cerca.

Nadalich -que hasta noviembre pasado fue subdirector del PAMI- pasará a ser secretario de Gestión y Administración Institucional con una misión más relacionada con la salud pública, su especialidad, que con la coordinación de la asistencia social, el tema que mejor domina Alicia Kirchner.

Ante esa decisión, volvió a circular ayer en la Casa Rosada una versión sobre la posible fusión del Ministerio de Desarrollo Social con el de Salud, y la consiguiente renuncia de Ginés González García a la cartera sanitaria. Duró poco: "Eso no está ni siquiera en estudio", dijo anoche a LA NACION una alta fuente oficial.

La segunda jura de Alicia Kirchner será hoy, a las 10, en el Salón Sur de la Casa Rosada. Nadalich aplaudirá y jurará como secretario. El resto de la plana mayor del ministerio fue confirmada: Daniel Arroyo (secretario de Políticas Sociales), Carlos Castagneto (secretario de Coordinación) y Fernando Gray (secretario de Comunicación).

Este será el séptimo -y seguramente menos traumático- cambio de ministros durante la gestión presidencial de Kirchner.

Documento secreto

Después de coordinar el traspaso del mando, la futura ministra se comunicó con el jefe del bloque oficialista del Senado, Miguel Angel Pichetto. Unos minutos después, un colaborador de ella entregó un documento "en mano" al senador rionegrino. Era el texto del pedido de licencia.

Decía: "Comunico que solicito licencia para asumir sin percepción de haberes, a partir del día 17 de agosto, el cargo de ministro de Desarrollo Social, a requerimiento del presidente Néstor Carlos Kirchner".

Así confirmó las sospechas que circulaban entre sus colegas del Senado desde que llegó al Congreso el 10 de diciembre pasado: que su gestión iba a ser un suspiro para cumplir la promesa presidencial de que todos los candidatos del Frente para la Victoria en las elecciones de octubre asumirían en las bancas por las que pelearon.

El pedido de licencia se aprobó un par de horas después de que Pichetto se enterara de la novedad. El texto no especifica el período de la licencia, pero -según la interpretación del oficialismo- por reglamento se considera que "va a durar por todo el año parlamentario", es decir, hasta febrero del año que viene.

Alicia Kirchner se despidió en el recinto: presentó como miembro informante un proyecto de ley -votado un rato después- que declara la emergencia en materia de propiedad de tierras reclamadas por las comunidades aborígenes.

Fue su segundo proyecto aprobado. Antes había impulsado con éxito una ley de regulación y de promoción de los microcréditos, y presentó otras 20 iniciativas (siete son propuestas de ley), todas relacionadas con temas que había desarrollado en el ministerio del que nunca se sintió lejos.

El séptimo cambio en el Gabinete

  • La jura de hoy de Alicia Kirchner en el Ministerio de Desarrollo Social se convertirá en el séptimo cambio en el gabinete de Néstor Kirchner. Motivados por circunstancias diferentes, las modificaciones ocurrieron, además de en Desarrollo Social, en los ministerios de Justicia (en dos oportunidades, primero Kirchner echó a Gustavo Beliz y luego se fue Horacio Rosatti), de Economía (el Presidente le pidió la renuncia a Roberto Lavagna y lo sucedió Felisa Miceli), de Defensa (José Pampuro dejó el cargo tras la campaña y asumió Nilda Garré), y de Relaciones Exteriores (Rafael Bielsa fue reemplazado por Jorge Taiana).
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Politica

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.