Procrear 2. El Estado pagará las diferencias cuando el beneficiario no pueda