Opinión. Construcción y segundo semestre