Desarrollo natural, sustentable, orgánico y biodinámico

Comarca La Matilde es un proyecto de 60 hectáreas, de las cuales 13 se destinan a fincas productivas, 20 al concepto inmobiliario y el resto para un bosque nativo
Juan Manuel Raimundo
(0)
27 de agosto de 2016  

Con el imponente marco que ofrece el paisaje del Valle de Traslasierra, en la provincia de Córdoba, se presenta un proyecto planificado para generar un espacio vital donde el respeto por la naturaleza y la biodiversidad, son los ejes. Allí se permitirán desarrollar actividades de agricultura orgánica de la Comarca La Matilde y un emprendimiento inmobiliario para quienes decidan reencontrarse con sus emociones y con una vida sin aditivos.

El ambicioso emprendimiento se ubica en San Javier, uno de los pueblos más pintorescos del valle, a la altura del kilómetro 4 de la ruta 14 y al pie de las Sierras Grandes, con una vista única al cerro Champaquí, el más imponente de esta región serrana.

Acompañado de un microclima especial con 320 días de sol al año y una calidad de vida incomparable, comprende 60 hectáreas, de las cuales 13 están dedicadas a la finca orgánica y biodinámica; 20 al proyecto inmobiliario y el resto de la superficie continúa siendo una reserva natural del bosque nativo.

Concebido como un lugar para disfrutar la vida en la naturaleza, este primer desarrollo sustentable y biodinámico del país, “ofrece un nuevo concepto donde el respeto por la naturaleza y la biodiversidad definen como disfrutar de un cambio de vida”, expresó José Jater, gerente de administración y finanzas de Comarca La Matilde.

La propia empresa responde por la comercialización de lo que se originó como la conjunción de más de una firma para darle transparencia y seguridad a cada una de las unidades que la componen. Así, Finca La Matilde asegura la producción orgánica y biodinámica; Runa Desarrollos Inmobiliarios se encarga de la construcción de viviendas bioclimáticas; Turismo Rural La Matilde elabora planes de ecoagroturismo y Parcelas de la Comarca administra las propiedades cedidas a la renta turística.

Jater, comentó: “El proyecto empezó a desarrollarse en 2012 con el asesoramiento del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) por lo relativo a la finca y, aparte se hicieron las instalaciones relativas al lote”.

“La comercialización comenzó recién el año último y tenemos la expectativa de que las primeras familias ingresen a sus viviendas a fines de 2016”, agregó.

Precisamente, la primera etapa de ventas comprende 40 lotes de 2500 m2 (1/4 de hectárea), con valores que oscilan entre 30.000 y 70.000 dólares, con diferentes planes de financiación y cuentan con infraestructura subterránea de luz y agua.

De uno a tres dormitorios

A los adquirentes de los terrenos, “se les propone construir viviendas de uno, dos o tres dormitorios mediante nuestra propia firma constructora”, explicó Jater, detallando que, “las casas tienen volúmenes amplios, hogar, galería y asador, las que se entregan llave en mano”.

Las construcciones se hacen con el mismo concepto de respeto del entorno y cuidado de los recursos. El costo de la vivienda va desde los 1250 dólares el m2 (sujeto a ajustes), con financiación en dólares y en pesos. El representante de La Matilde, refirió: “El valor total de la inversión depende de lo que el usuario compre, si es el lote solo; el lote más la casa; o estos dos más la cuota parte de participación de la finca, lo que varía de 30.000 a 200.000 dólares”.

La Finca La Matilde SA, administra la parte productiva: como viñedos, olivos, almendros, frutales y el tambo caprino con producción de quesos y dulce de leche. La que tiene las certificaciones orgánicas (Letis) y biodinámica (Demeter), “proponiendo a los propietarios de lotes ser parte, socios del emprendimiento productivo mediante la compra de una cuota parte de la sociedad”, afirmó Jater, que resaltó: “Este año hemos realizado la primera vendimia con una producción de cerca de 2000 exclusivas botellas de nuestro primer vino”.

Otra opción para cada propietario de lote es rentabilizar su inversión mediante el sistema de alquiler turístico, por el que la comercializadora de La Matilde ofrece su casa para alquiler temporario, con lo que obtiene ingresos que triplican la renta de un alquiler tradicional.

Para lo que el equipo de ventas posee experiencia de modo integral del mercado turístico y, “los canales comerciales necesarios para lograr muy buenos niveles de ocupación durante todo el año, facilitando que el propietario, además de disfrutar de su vivienda cuando guste, pueda alquilarla en sus momentos de desocupación”, detalló Jater.

Como puntos complementarios de la Comarca propone servicios y actividades que completan los ofrecimientos de La Matilde: La Posada Rural (diez habitaciones), el restaurante De Adobe-Agrococina, visitas guiadas de la Finca, cabalgatas guiadas y equitación de campo con los propios caballos de raza criolla, proponiendo días de campo, recepción de viajes corporativos y disfrutar de la experiencia de campo según la necesidad e interés del visitante.ß

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.