OPINIÓN. Necesidad de usar otras herramientas