Opinión. No es tiempo de improvisar, sino de saber