¿Qué es el lupus?

El lupus es una enfermedad autoinmune porque el sistema inmunitario de la persona afectada ataca a las células del propio organismo
El lupus es una enfermedad autoinmune porque el sistema inmunitario de la persona afectada ataca a las células del propio organismo Crédito: Shutterstock
(0)
29 de septiembre de 2020  • 15:39

El lupus es una enfermedad autoinmune y de carácter crónico, es decir, que no presenta cura. Un gran porcentaje de la población desconoce qué es el lupus. Sin embargo, se trata de una afección muy conocida en el ambiente médico.

Esto se debe a que, en tanto deficiencia del sistema inmunitario, la del lupus es una de las más comunes entre quienes padecen este tipo de enfermedades.

¿Qué es una enfermedad autoinmune?

Las enfermedades autoinmunes, también conocidas como autoinmunitarias, son aquellas en las que la causa de las mismas se encuentra dentro del propio organismo.

Dicho de otra manera, se presentan como una alteración del sistema inmunitario de una persona. Como es sabido, este cumple la función de proteger al organismo frente a amenazas externas que puedan afectar la salud y el óptimo desarrollo de las funciones orgánicas.

Sin embargo, como consecuencia de esta alteración, el sistema inmunitario no solo deja de proteger a las células del propio organismo, sino que comienza a atacarlas.

Actualmente existe una gran cantidad de tipos de enfermedades autoinmunes, los cuales se pueden clasificar en función de criterios tales como el área del cuerpo que se vea afectada. Como ejemplo de las mismas se puede hacer mención de la celiaquía, la artritis reumatoide, el vitiligo y, precisamente, el lupus.

Lupus: principales características

Conocida simplemente como "lupus", el nombre completo de esta afección es "lupus eritematoso sistémico", lo cual ayuda a comprender que en ocasiones pueda aparecer referida bajo la sigla "LES".

En tanto enfermedad crónica, lo que se debe decir es que la forma en la que se manifiesta en el cuerpo de una persona es más bien inconstante, es decir, que con el transcurso del tiempo no mantiene el mismo nivel de intensidad.

Aunque nunca desaparece del organismo, el lupus suele tener ciclos, es decir, períodos de tiempo en los que se manifiesta con mayor intensidad y otros en los que la misma disminuye.

Una de las mayores alarmas que se encienden al pensar en el lupus radica en la cantidad de partes del cuerpo que pueden resultar afectadas por la enfermedad.

A diferencia de otras enfermedades autoinmunes, el lupus no se concentra en un órgano específico sino que se puede presentar en muchos de ellos.

Manifestaciones que puede presentar el lupus

Para comprenderlo mejor, es posible hacer mención de las algunas manifestaciones que puede presentar el lupus:

  • Óseas.
  • Musculares.
  • Cardíacas.
  • Neurológicas.
  • Pulmonares.
  • Dermatológicas.
  • Gastrointestinales.
  • Renales.

Por último, es preciso aclarar que el lupus también cuenta con manifestaciones de índole general, lo cual se puede observar con claridad en síntomas tales como cansancio, fiebre, malestar general y falta de apetito, lo cual genera pérdida de peso.

¿El lupus tiene tratamiento?

Si bien existen ciertos estudios que podrían explicar las causas de esta enfermedad, aún no se puede determinar con precisión a qué se debe la aparición de la misma en el organismo de una persona.

Por otra parte, el hecho de que el lupus sea una enfermedad crónica y no disponga de una cura no significa que no existan tratamientos que permitan sobrellevarla con la mayor naturalidad posible.

La gravedad que puede implicar el lupus depende de varios factores, entre los que se puede nombrar el organismo de cada individuo que lo padece.

Aunque lo más usual es que no implique grandes dificultades, puede suceder que el lupus presente riesgo de vida. En consecuencia, lo más adecuado es seguir el desarrollo de la enfermedad lo más atentamente posible, siempre bajo la supervisión y la guía de los profesionales de la salud.

En resumen, el tratamiento debe ser constante. De ser así, existen grandes posibilidades de que, a pesar de poseer lupus, se pueda llevar una actividad diaria normal sin que la enfermedad afecte significativamente la calidad de vida.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.