"Abrime que te quemo": un hombre y su hija forcejearon con delincuentes e impidieron una entradera en Isidro Casanova

El momento del intento de asalto en una casa de Isidro Casanova

00:09
Video
(0)
14 de febrero de 2020  • 11:18

Un hombre y su hija impidieron ayer que dos ladrones entraran a robar a su casa, cuando recién llegaban al domicilio, ubicado en Isidro Casanova, menos de dos semanas después de que Germán Chávez, un cajero de 32 años de la sucursal del Banco Nación de esa localidad bonaerense fuera asesinado de un balazo en la cabeza durante un asalto cometido por un grupo comando armado con fusiles y ametralladoras.

El momento fue captado por la cámara de seguridad instalada en el frente de la casa de Jorge y su hija, las víctimas del intento de entradera en la casa ubicada en Sarrachaga y Atenas.

En las imágenes se puede ver al hombre y a su hija recién llegados a la casa, del lado de adentro, cuando se disponían a cerrar la reja. En ese momento se acerca un hombre, quien intenta abrirla a la fuerza, mientras las víctimas focejeaban para cerrarla. Unos segundos después, una moto conducida por otro hombre sube a la vereda y se escapan juntos, sin robar.

"Ahí viene el de la moto. El de la moto le decía «¡pegale un tiro, pegale un tiro!». ¿Escuchabas vos cuando decía eso?", le pregunta Jorge a su hija mientras miran las imágenes. Cerezo precisa que uno de los dos delincuentes gritó: "Abrime, que te quemo", durante el forcejeo.

A casa no iban a entrar, menos con mi hija
Jorge, víctima del intento de robo

"Hacés lo de siempre: antes de bajar del auto, mirás si hay alguna moto o algo así. Le pasa a cualquier persona. En la otra cuadra hay un depósito mayorista de fiambres que lo asaltaron la semana pasada, el lunes. El viernes anterior (31 de enero) asesinaron al chico del Banco Nación", indicó Jorge a los medios, y agregó que, si bien nunca antes habían sufrido una entradera, tres años atrás ladrones entraron a la casa, cuando no había nadie en su interior, y robaron un televisor.

"A casa no iban a entrar, menos con mi hija. Uno no sabe lo que puede pasar. Si tenían armas, creo que hubiera reaccionado de la misma forma", indicó Jorge, quien instaló cámara, rejas y alarma, "por precaución".

Dentro de la casa, no había nadie. "El resto de mi familia estaba trabajando", concluyó Jorge, quien explicó que en el barrio donde viven nunca hubo tantos asaltos "como pasa ahora, que hay un delito por semana, o más".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.