Arrestaron a un pastor evangélico por abusar de mujeres

El sospechoso engañaba a sus víctimas durante un ritual
(0)
17 de abril de 2019  

LA PLATA.- Un pastor evangélico de 57 años fue detenido ayer por la policía bonaerense acusado de abusar de mujeres a quienes les decía que serían liberadas del "espíritu sexual". El allanamiento fue realizado en la Iglesia Manantial de Vida, de la ciudad de Berisso.

Una denuncia había llegado en los últimos días al Gabinete de Delitos contra la Integridad Sexual de la DDI: en esa presentación, una mujer de 20 años contó que el pastor, aprovechándose de su depresión, la había encerrado en una habitación que llamaba "el cuarto de la liberación", la había manoseando y le dijo que era para "sacarle del cuerpo un espíritu sexual" que la atormentaba. Hacía cinco años que la mujer concurría a esa iglesia evangélica.

La denunciante habría perdido el conocimiento durante algunos minutos, según señaló en la presentación judicial, y al despertarse se dio cuenta de que era víctima de un abuso sexual.

Tras la denuncia, los efectivos del Gabinete de Delitos contra la Integridad Sexual de la DDI comenzaron una investigación y lograron determinar que había por lo menos tres mujeres en la misma situación.

El argumento del hombre era siempre el mismo: él sería el encargado de "sacarles un espíritu sexual para que logren la liberación personal".

A otra de las víctimas, una joven de 22 años, el pastor también la encerró en lo que él llamaba "el cuarto de liberación" y, según lo que relató la víctima a la policía, sacó el picaporte de la puerta para que "el espíritu no se escape". Entonces empezó una sesión de oración que terminó en abuso.

La iglesia Manantial de la Vida está ubicada en la calle 149 Norte entre 10 y 11 de Berisso. Hasta allí llegaron los efectivos de la DDI de La Plata para detener al hombre que dirigía ese lugar.

El pastor está acusado de abusar sexualmente de al menos cuatro mujeres que asistían a esa iglesia, entre ellas dos menores de 15 y 17 años, según informaron fuentes policiales. Esa situación agravaría una posible pena contra el pastor evangélico.

La causa está caratulada como "abuso sexual agravado". El sospechoso quedó detenido a disposición de la UFI Nº 1, a cargo de Ana Medina, y del Juzgado de Garantías Nº 4, encabezado por Juan Pablo Masi.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.