Arrestan al jefe y subjefe de la Policía Federal en Santa Fe, en otro sorpresivo giro del caso

El comisario Mariano Valdés fue detenido por el confuso incidente en el que resultó herido de bala
El comisario Mariano Valdés fue detenido por el confuso incidente en el que resultó herido de bala
Germán de los Santos
(0)
20 de septiembre de 2019  • 19:19

ROSARIO.- E l jefe y el subjefe de la delegación de la Policía Federal en Santa Fe, Mariano Valdés y Alberto Bellagio, fueron detenidos este viernes a la tarde en la capital santafecina y acusados de "incumplimiento de funcionarios públicos", en una investigación que dio otro sorpresivo giro. La pesquisa se orienta ahora a que los dos balazos que recibió el comisario Valdés podrían haberse producido en un enfrentamiento que tuvo con un grupo de personas con las que se había reunido en la banquina de la autopista Buenos Aires-Rosario.

Este caso pasó a tener tres hipótesis en once días, lo que pone en evidencia la precariedad de la investigación judicial que se realizó en Rosario, donde la causa aún tiene un vacío en materia de peritajes, que si se hubieran concluido posiblemente esta investigación no hubiese transitado por tantas ideas y venidas.

Unas horas después de que se produjo el hecho el 9 de septiembre pasado, la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, consideró que se trató de un "ataque mafioso". Siete días después, la misma funcionaria se rectificó y en un mensaje en Twitter trató al comisario, que este viernes fue desplazado por la PFA, de "mentiroso".

En el medio de esta línea temporal, la investigación se enfocaba a que los dos balazos que había recibido el jefe de la Policía Federal en Santa Fe fueron ocasionados en medio de un problema con su acompañante, la suboficial Roxana González, con quien el comisario mantendría una relación extramatrimonial, según reconoció la propia esposa de Valdés en los tribunales, donde declaró hace dos días.

El análisis de la herida de bala que había sufrido Valdés en la ingle hacía presumir que González podría haber sido la responsable del disparo. Sin embargo, esa hipótesis cambió inesperadamente tras una declaración que recibió el fiscal Matías Edery, quien pasó a coordinar la investigación tras los vaivenes que tuvo el caso con otros fiscales.

Trascendió que la suboficial González fue amenazada antes de declarar ante la Justicia y que desconocidos ingresaron en su vivienda en el conurbano bonaerense, en una situación que sería parte de las intimidaciones sufridas por la agente de 27 años, quien habría sido incorporada al programa de protección de testigos.

Una trama de corrupción

El giro que dio la causa durante las últimas horas apunta a que se habría producido un enfrentamiento a tiros entre Valdés y un grupo de personas, a quien conocía, en medio de la ruta.

Se sospecha que esos agresores podrían ser miembros de la misma fuerza de seguridad federal. Por eso el fiscal no descartó que hubiese más detenciones en las próximas horas.

"Se detectaron inconsistencias e incumplimiento de deberes de funcionario público que fueron apareciendo en el transcurso de la investigación, y cuya identificación se va a determinar en el día de la audiencia", explicó en una conferencia de prensa el fiscal Edery.

Luego del tiroteo desaparecieron elementos de la escena del hecho (establecida en el automóvil del comisario Valdés), y en este punto se sospecha que fue clave el papel de Bellagio, quien acudió esa misma noche a la estación de servicio YPF Las Mellizas, donde había llegado herido Valdés. Se habría detectado la desaparición de un bolso que el comisario llevaba en el Ford Focus. Por el momento, los investigadores optaron por no arriesgar una teoría sobre el posible contenido de ese bolso.

El fiscal Edery explicó que por ahora pudieron determinar la participación de Valdés y de Bellagio para adulterar las pruebas. "Durante los hechos que se fueron dando desde la agresión con arma de fuego hasta las horas posteriores se detectaron algunos elementos y evidencias que faltan en la escena del hecho. Esto habría ocurrido con la participación de diferentes miembros de la fuerza, pero hasta el momento hemos determinado la participación de los dos detenidos".

El funcionario judicial agregó: "Las pericias nos permiten ubicar la escena del hecho atrás del auto, no al costado, por lo cual el comisario se habría bajado del vehículo para mantener una charla con personas que conocía con anterioridad. Primero mantuvo un diálogo, luego una discusión y con posterioridad se produjo un enfrentamiento".

Edery aclaró que en una primera instancia, "el enfrentamiento se dio afuera del auto, pero con posterioridad siguió con el comisario dentro repeliendo la agresión".

Antes de ser detenido, Valdés fue apartado el jueves de su cargo por el jefe de la Policía Federal Argentina, comisario general Néstor Roncaglia, quien fue el que lo designó en la delegación de Santa Fe el 9 de mayo pasado cuando fueron removidos seis oficiales involucrados en tráfico de estupefacientes.

La decisión alcanzó también a la suboficial Roxana González, quien iba como acompañante del Ford Focus. En lugar de Valdés fue designada Roxana Raquel Romero como jefa de la delegación de la ciudad de Santa Fe.

"No tenemos ninguna comunicación oficial en relación a la pericia. De igual manera, se está ante un hecho grave que necesita aclaración y por eso el pase a disponibilidad de los causantes y la intervención de Asuntos Internos, que dispuse desde el minuto uno para analizar el comportamiento de los policías desde nuestro régimen disciplinario", manifestó el comisario general Roncaglia.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.