Después de nueve horas de allanamiento, hallan material genético y secuestran el auto del portero