Colegiales: el detenido fue acusado por femicidio

Pese a que la autopsia no reveló señales de violencia, investigan las circunstancias de la muerte de la mujer
(0)
20 de junio de 2019  

El hombre que abandonó el cadáver de su expareja envuelto en frazadas en una calle del barrio porteño de Colegiales se negó ayer a declarar y continuará detenido como imputado de femicidio , informaron fuentes judiciales. Raúl Antonio Devias, de 50 años, apodado el Gitano, se abstuvo de hablar en la indagatoria ante el juez Damián Kirszenbaum y el fiscal Jorge Fernández, por asesoramiento de su abogado particular, Héctor Jorge Rodríguez,

Los voceros dijeron que Devias fue indagado por el delito de femicidio y que seguirá detenido mientras continúa la investigación tendiente a establecer las circunstancias en las que se produjo la muerte de María Lourdes Aragio, de 32 años.

Según la autopsia, la mujer murió de una congestión y un edema agudo de pulmón.

Los forenses no observaron signos de una muerte violenta , informaron fuentes de la investigación. La mujer habría fallecido varios días antes de ser encontrada en la calle Céspedes al 2900, frente a la casa del detenido. Testimonios de allegados a la víctima hicieron referencia, por su parte, a la compleja relación que sostenían Aragio y Devias.

El hombre fue trasladado a la Unidad 28 del Servicio Penitenciario Federal (SPF), que funciona en la alcaidía del Palacio de Tribunales, en Talcahuano 550. Durante la audiencia, el defensor particular presentó un escrito en el que fundamentó la negativa del acusado a dar su testimonio. En ese escrito -al que accedió Télam-, el abogado señaló que las "condiciones psicofísicas" del detenido, "a simple vista, son deplorables".

Y agregó: "Cuento con información familiar que me hace saber que es consumidor de grandes cantidades de cocaína, de manera permanente". De acuerdo con el defensor, "su aspecto exterior y sus dificultades para el habla corroboran tal aserto, en principio", a raíz de lo cual "no estuvo en condiciones de articular un diálogo coherente e hilvanado", lo que motivó su "consejo para la negativa a declarar".

"En cuanto logre recomponer su estado, es su voluntad prestar declaración, de modo tal que, para contar con tiempo suficiente de tratamiento y descanso, pido se fije una nueva audiencia y, en la medida en que la agenda del tribunal lo permita, que esta se lleve a cabo el próximo lunes 24 de junio", continuó.

"Cuando sea trasladado a un instituto penal, habida cuenta de su estado, pido se disponga que sea ingresado en el sector sanitario, para que pueda ser evaluado íntegramente y se le aplique el tratamiento inmediato que los profesionales aconsejen como el más adecuado", señaló la defensa del acusado por femicidio.

En tanto, allegados a las víctimas aseguraron que Aragio tenía temor "de ser asesinada" por su expareja. Una amiga de la mujer que fue encontrada muerta sobre la calle Céspedes al 2900 aseguró que esta vivía "con miedo" .

Sofía, quien dijo que conocía a Aragio desde los nueve años porque vivían en el mismo edificio, explicó a la prensa que si bien hace tiempo que no hablaba con ella, sabía que tenía "algún tipo de patología y problemas con las adicciones".

Consultada Sofía sobre el único detenido por el femicidio de su amiga, aseguró que Aragio "le tenía mucho miedo, estaba amenazada por él y que se escondía atrás de los autos porque tenía miedo de que la matase".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.