Coronavirus: está preso y conoció a su hija recién nacida por videoconferencia

Maximiliano está preso por un robo y conoció a su beba por el sistema de videoconferencia
Maximiliano está preso por un robo y conoció a su beba por el sistema de videoconferencia Crédito: Gentileza SPB
(0)
7 de abril de 2020  • 10:02

Oriundo de Bahía a Blanca, y de 30 años, Maximiliano G. cumple una condena de tres años en la cárcel de Trenque Lauquen, por un robo. En medio de la pandemia del coronavirus, sin la posibilidad de recibir visitas, a través de una videoconferencia pudo conocer a su hija recién nacida, Zoe Abigail, y compartir de forma virtual el tierno momento en que la madre amamantaba a la beba.

"Fue excelente. La pude ver bien a mi hija. Su rostro. Cómo la amamantaba la mamá. Quedé muy satisfecho. Me hubiese gustado tenerla en los brazos, besarla, pero sé que estamos complicados con la pandemia", afirmó Maximiliano G., según contaron voceros del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB).

Zoe Abigail nació el martes pasado a la 1.30 en el hospital Penna, de Bahía Blanca, con 3,450 kilos de peso. Sesenta horas después, por videoconferencia, padre e hija se conocieron. El "encuentro" duró 30 minutos.

La suspensión de las visitas , decisión tomada como medida preventiva para evitar la propagación del coronavirus en las unidades penitenciarias, hacía casi imposible que Maximiliano G. conociera a la niña.

La semana pasada, en la Unidad 20 de Trenque Lauquen, se instaló una plataforma que permite comunicaciones audiovisuales entre los internos y sus allegados primarios. Las familias de los presos deben bajar una app en sus teléfonos móviles para poder contactarse.

El sistema de videoconferencia se instaló en la cárcel de Trenque Lauquen la semana pasada
El sistema de videoconferencia se instaló en la cárcel de Trenque Lauquen la semana pasada Crédito: Gentileza SPB

"Para las personas privadas de la libertad, las visitas de sus seres queridos son vitales. Pero con esta conexión me saqué la ansiedad", agregó Maximiliano G.

Según informaron fuentes del SPB, el sistema de videoconferencia ya se implementó en 18 cárceles bonaerenses y en los próximos días se instalará en las restantes unidades.

"Se trata de un programa que permite a los presos mantener comunicaciones con sus familias que se encuentran en riesgo de salud por la pandemia; de esta manera se puede suplir, de la mano de la tecnología, la suspensión de las visitas en los penales", dijeron desde el SPB.

En la primera etapa participan de esta experiencia internos de las cárceles de Olmos, La Plata, Batán, Florencio Varela, Campana, Dolores, La Matanza, General Alvear, Bárker, Bahía Blanca, Saavedra, Junín, Trenque Lauquen, San Nicolás, Sierra Chica, San Martín, Urdampilleta y Magdalena.

El Jefe del SPB, Xavier Areses, destacó la iniciativa, a la que calificó de "histórica e inédita". Para comunicarse, los familiares de los internos debieron bajar una app en sus teléfonos celulares y desde la sala de videoconferencias del penal (que se utiliza para efectuar comparendos judiciales) se establecieron los contactos durante un tiempo promedio de 20 minutos.

"La selección de los presos que participaron de las videoconferencias es realizada por los profesionales del área de asistencia social de las unidades penales; se contemplaron las dificultades de salud de los familiares de los internos o el período extenso de tiempo sin visitas por las largas distancias que debieron transitar, por vivir en localidades alejadas de las cárceles", explicaron fuentes del SPB.

Leonardo S., preso en Florencio Varela, se comunicó con su madre, enferma de cáncer
Leonardo S., preso en Florencio Varela, se comunicó con su madre, enferma de cáncer Crédito: Gentileza SPB

Por ejemplo, ayer, Leonardo S., interno de la Unidad 23 de Florencia Varela pudo hablar con su madre, a quien hace tiempo no puede ver y padece un cáncer de pulmón.

El programa fue impulsado por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos bonaerense y sirve de apoyo al Protocolo de Contención Psicológica, contexto en el cual los especialistas indicaron que algunas de las respuestas esperables ante la crisis sanitaria pueden ser miedo intenso, ansiedad, angustia, pánico, temor al contagio, indefensión, incertidumbre, irritabilidad y enojo, así como también recuerdos de vivencias traumáticas anteriores, falta de concentración y dificultades para conciliar el sueño, por lo que el mantenimiento del vínculo con sus familiares contrarresta las eventuales disfunciones en los internos.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.