Crimen en Villa Gesell: autorizan el traslado de los ocho detenidos para la audiencia clave

Los ocho detenidos serán trasladados al Juzgado de Garantías
Los ocho detenidos serán trasladados al Juzgado de Garantías Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno
Darío Palavecino
(0)
12 de febrero de 2020  • 00:00

DOLORES.- Los ocho detenidos por el asesinato de Fernando Báez Sosa estarán mañana en la audiencia clave en la que se decidirá si se les dicta la prisión preventiva por el crimen ocurrido el 18 de enero pasado en Villa Gesell. Según informaron fuentes de la causa a LA NACION, en esa audiencia podrán estar presentes todos los acusados junto a sus defensores y los abogados de la familia de la víctima ante el juez de Garantías David Mancinelli. El objetivo del encuentro es que las partes desarrollen sus argumentos para que el magistrado defina si dicta las prisiones preventivas. En ese espacio, los acusados pueden hablar para que el magistrado tenga una primera impresión sobre ellos.

Si bien la presencia de los imputados es "renunciable" y no resulta indispensable, se pudo confirmar que concurrirán a la audiencia que se desarrollará en la sede del juzgado de Villa Gesell. El juez Mancinelli, según pudo confirmar LA NACION, ya autorizó los traslados para que lleguen desde la Unidad Penal 6 de Dolores, donde están alojados desde hace casi dos semanas, y regresen a esa cárcel al término de la audiencia.

"No es de trascendencia su presencia porque aún no declararon y lo que puedan decir ante el juez no debería aportar demasiado", confiaron fuentes judiciales cercanas a esta causa.

Fernando Burlando, abogado que estará en esa audiencia en representación de los padres de Báez Sosa, remarcará allí que a la fiscal le quedaba tiempo para sumar pruebas antes de presentar el pedido de preventivas. Insistirá en que en este crimen hay otros dos agravantes: matar por placer y el estado de indefensión.

Por su parte, la madre de Fernando convocó a una marcha al Congreso para reclamar justicia para su hijo asesinado en Villa Gesell. La manifestación se realizará el próximo martes, a las 18, al cumplirse un mes del homicidio, bajo el lema "basta de violencia".

"La violencia es un flagelo que arrasa y destruye sin distinción alguna. No hay religión, clase social, nacionalidad, raza o edad que la frene. Por eso tenemos que decir basta de violencia, con energía y decisión para que se escuche en cada rincón de la Argentina", expresó Graciela Sosa, madre del asesinado adolescente de 19 años.

En la puerta del edificio en el que vive, Graciela dijo que no necesita hablar con los padres de ninguno de los sospechosos del homicidio de su hijo. De esta forma, la mujer respondió a los dichos de los padres de Juan Pedro Guarino, quienes habían manifestado su intención de comunicarse con los padres de Fernando. Graciela contó, además, que recibió una nueva llamada del papa Francisco, pero que ni ella ni su esposo llegaron a atender la comunicación. La mujer expresó que el Sumo Pontífice dejó un mensaje en el que les dijo que volvería a llamarlos y que los tenía presentes.

"Recibo el apoyo de mucha gente. Estoy contenida. Me visitan muchas personas. Me traen rosarios y entregan su apoyo. Hoy recibí la valija que mi hijo llevó a Villa Gesell. No aguanté y me puse a llorar. Me tiré sobre la ropa que le había doblado para que se llevara al viaje. Le había ayudado a armar la valija. Fue muy fuerte. Es muy duro ver que mi hijo se fue de viaje y lo que me trajeron de vuelta fue su cuerpo en un cajón y la ropa en una valija", agregó Graciela, entre llantos.

En Zárate, otros padres también hablaron con la prensa, Raúl Guarino y Luciana Gatti, conmovidos por lo vivido en esos 23 días de encierro de su hijo, aseguraron que su dolor no era comparable con lo sentido por los padres de Báez Sosa y aseguraron que los peritajes expusieron que "Juan Pedro" no había participado del brutal ataque frente al boliche Le Brique, en Villa Gesell.

"Juan está desorientado, no está bien", dijo la madre del joven que tiene la misma edad que la víctima, pero que podrá el 25 del actual festejar su vigésimo cumpleaños. "Estábamos tranquilos desde el primer momento, porque creímos siempre en su palabra", comentó Luciana Gatti, y agregó: "Todas las pericias y todo lo que iba sucediendo lo iba desvinculando a él de la situación y nos iba dando paz a nosotros". Raúl Guarino explicó: "Él estaba alejado, nunca se metió".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.