Suscriptor digital

Detienen en Uruguay al supuesto ideólogo de la fuga del penal Ezeiza

Se trata de Mario Enrique Bagnera, condenado por asesinar a dos policías al asaltar un camión blindado en la ruta Panamericana en 2010; en 2013 se escapó de la cárcel junto a otros 12 presos
(0)
11 de agosto de 2015  • 20:23

Uno de los 13 hombres que protagonizaron la cinematográfica fuga del penal de Ezeiza en 2013 fue detenido hoy en Uruguay.

Se trata de Mario Enrique Bagnera (39) quien fue condenado por asesinar a dos policías al asaltar un camión blindado en la ruta Panamericana en 2010. Para la justicia, este hombre fue el ideólogo de la fuga.

Según informó el Ministerio del Interior de Uruguay, citado por Télam, todo comenzó con una denuncia anónima vía telefónica que alertó a los agentes "de que un ciudadano argentino buscado por la policía de ese país se encontraba viviendo en la zona del barrio La Teja", en Montevideo.

"Él ya tenía memorizado el nombre de un ciudadano uruguayo, número de cédula, fecha de nacimiento y los nombres de su padre y su madre", dijo el comisario inspector Pablo Lotito, director de Información Táctica de la Jefatura de Policía de Montevideo, en declaraciones al diario El País de Uruguay.

Luego, un cotejo de huellas dactilares confirmó que se trataba de Bagnera, por cuyo paradero se ofrecía en Argentina una recompensa de 500.000 pesos, precisaron fuentes judiciales.

En tanto, los efectivos uruguayos realizaron también un allanamiento a la casa de Bagnera en el barrio La Teja donde detuvo a un hijo mayor de edad del hombre y secuestraron una pistola 9 milímetros, un revólver .357 y municiones de ambos calibres.

Tras esos resultados, el caso pasó a la órbita de Interpol Uruguay que se comunicó con sus pares argentinos que, a su vez, informaron de la captura al fiscal Juan Facundo Flores, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 5 del departamento Judicial Zárate-Campana, descentralizada en Escobar.

La fuga

El 20 de agosto de 2013 Bagnera y otros 12 presos escaparon del pabellón B del módulo 3 del Complejo Federal I de Ezeiza, lo que provocó la renuncia del entonces jefe del Servicio Penitenciario, Víctor Hortel, que calificó el hecho como "cinematográfico".

Los detenidos lograron evadirse mediante un boquete de 40 por 22 centímetros realizado en el hormigón armado de la celda 22 y, para las autoridades, la fuga no se podría haber llevado a cabo "sin complicidades internas y sin una logística y apoyo externo".

Para salir de la cárcel, los presos debieron romper casi 30 centímetros de concreto y luego construir un túnel a través del cual salieron a la parte exterior del módulo y luego de cortar alambrados perimetrales, llegaron a la calle.

Tras la fuga, el Ministerio de Justicia de la Nación ofreció recompensas por cada uno de los evadidos, la mayoría de los cuales fueron recapturados posteriormente.

La condena

Al momento de escapar, Bagnera cumplía condena por dos asaltos a blindados en el barrio porteño de La Boca y estaba imputado del atraco al camión de caudales del Banco Provincia que el 23 de noviembre de 2010 transportaba más de 20 millones de pesos por la autopista Panamericana.

En esa oportunidad, al menos 12 delincuentes que circulaban en cuatro autos interceptaron el blindado en el kilómetro 38 del ramal Escobar y mataron a balazos a los dos policías que manejaban los dos patrulleros de custodia, Darío Fabián García (46) y Rubén Fangio (42).

Por este caso, 14 imputados son sometidos a juicio desde mayo en los tribunales de Campana y se estima que el debate, en el que se hubiera juzgado a Bagnera si éste no se hubiera evadido de Ezeiza, se prolongará por otros dos meses.

Según fuentes judiciales, después de fugarse Bagnera habría estado detrás del violento intento de robo a un camión de caudales en Moreno, ocurrido en enero pasado, donde hubo un tiroteo que terminó con la muerte de un jubilado que hacía fila en la puerta de un banco para cobrar su jubilación.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?