Juan Carlos Molina: "Es una realidad que la droga está en la calle y que los pibes se falopean"

El responsable de la Sedronar aseguró que los jóvenes "chupan como esponja y consumen pastillas"; sin embargo, aseguró que el tema está "sobrevaluado"
(0)
6 de marzo de 2014  • 12:48

El titular de la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la lucha contra el Narcotráfico (Sedronar), el padre Juan Carlos Molina, reconoció los problemas que tiene el país con el consumo de estupefacientes y el narcotráfico, aunque destacó que la Argentina "no es un país productor" y resaltó que la prevención no debe depender únicamente del Estado.

"Es una realidad que la droga está en la calle, que los pibes se falopean y que en las previas los revientan porque chupan como esponja y consumen pastillas", aseguró el padre Molina, un sacerdote de la provincia de Santa Cruz designado como titular de la Sedronar en noviembre último.

"Ahí tiene que estar metida la Sedronar, previniendo, creando conciencia y haciéndole entender a la familia que también es responsabilidad suya", explicó el funcionario en diálogo con Nacional Rock. "Esto no es una cosa solamente de la Sedronar, del Estado", resaltó.

Sin embargo, Molina criticó también el trato que la propbemática del narcotráfico tiene en los medios de comunicación. "Hoy está sobrevaluado el tema, absolutamente mediatizado. Todo el mundo es experto y magíster en narcotráfico", sostuvo, y agregó que "la serie de Pablo Escobar nos ha convertido a todos casi en productores, jefes de cartel y en asesinos".

La producción

Pese a reconocer la problemática, el funcionario subrayó que la argentina no es un punto de producción de drogas. "Salió un informe unilateral de los Estados Unidos,un informe unilateral. Y ese informe no nos ubica como país productor", indicó.

"Tenemos que ver qué datos tomamos, cómo los manejamos y cómo creamos una psicosis social con este tema", analizó.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.