Juicio por el caso de dos mujeres que fueron retenidas, torturadas y abusadas

Los acusados son una mujer y sus dos hijos, de 26 y 27 años
(0)
30 de septiembre de 2019  

Una mujer y sus dos hijos, conocidos como "el clan Benítez", serán juzgados el mes próximo en Bahía Blanca, acusados de haber mantenido cautivas a dos mujeres durante varios meses, tiempo en el que las víctimas fueron torturadas, abusadas sexualmente e incluso mordidas por perros.

Fuentes judiciales informaron a la agencia de noticias Télam que el debate estará a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) N° 1 de Bahía Blanca y se desarrollará entre el 21 y el 25 de octubre.

En el banquillo de los acusados se sentarán Fernando Benítez, de 27 años; su hermano Gonzalo, de 26, y la madre de ambos, Nélida Esther Llanos, de 66. Solo está detenido el mayor de los hermanos, procesado por homicidio agravado por el vínculo y mediar violencia de género en grado de tentativa, abuso sexual con acceso carnal reiterado, suministro de estupefacientes a título gratuito y privación ilegal de la libertad agravada. Los otros dos llegarán al juicio en libertad, como partícipes necesarios de los mismos delitos que pesan sobre Fernando Benítez.

El hecho fue descubierto el 26 de marzo de 2018, cuando una de las víctimas, de 18 años, logró escapar de la vivienda de la familia Benítez, ubicada en Güemes al 3700, Bahía Blanca, y se dirigió a la casa de su madre, a quien le contó que había estado secuestrada y que había sido abusada.

Debido a la gravedad de las lesiones que presentaba, la chica fue llevada al Hospital José Penna, donde quedó internada en terapia intensiva. No obstante, antes de desvanecerse la joven logró revelar el lugar de sus tormentos y mencionó a Fernando Benítez, por lo que la policía allanó el domicilio del sospechoso.

Casi al mismo tiempo, la madre de los hermanos llamó al 911 y dijo que en el patio había "una chica mordida por perros", con la intención -según los investigadores- de desligarse de los hechos.

Luego, los policías ingresaron a la vivienda, detuvieron a los tres integrantes de la familia y hallaron a una mujer de 26 años tirada en el patio de la vivienda con lesiones en todo su cuerpo.

Los pesquisas comprobaron que en la casa había solo dos dormitorios enfrentados y en ellos se encontraron rastros de elementos utilizados para lastimar a las mujeres.

Las víctimas permanecieron internadas en dos hospitales de Bahía Blanca debido a distintas lesiones, entre ellas, mordeduras de perros, hasta que posteriormente fueron dadas de alta.

Una de ellas había sufrido una insuficiencia renal y tenía fracturas en los huesos de la nariz, hematomas en los ojos, en la boca, en los pechos y en el abdomen; también había sido herida con un destornillador.

Al parecer, la joven de 18 años había contactado a Fernando Benítez por Facebook y mantenía con él una relación desde hacía dos meses; la otra mujer tenía un vínculo con su hermano menor desde hacía un año y medio.

Los investigadores determinaron que la familia de la menor de las víctimas había realizado una denuncia por averiguación de paradero, pues no sabían nada de ella desde el 14 de marzo de 2018, ya que su celular estaba apagado. Anteriormente solo podían hablar con ella a través de Benítez.

En tanto, la familia de la mayor sabía que estaba con el menor de los hermanos, pero afirmaron que cuando le pedían que lo dejara porque era "violento", ella se negaba; por eso mantenían una relación conflictiva.

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.