La esposa del hombre baleado en un shopping: "Mi hija se acuerda de la cara del atacante; si lo ve, lo reconoce"

Sebastián Domínguez permanece internado tras haber sido baleado delante de su hija de 10 años, parapléjico, sin sensibilidad del pecho hacia abajo
Sebastián Domínguez permanece internado tras haber sido baleado delante de su hija de 10 años, parapléjico, sin sensibilidad del pecho hacia abajo Crédito: Archivo
(0)
12 de febrero de 2020  • 09:03

"El más chiquito me pide que cuide al papá, que lo cure, que él me va a esperar. Me dice todo el tiempo: «Andá a cuidarlo, no me voy a poner a llorar». Julieta no demuestra nada; me preocupa, me da mucho miedo. Sé que tengo que ayudarla. Necesita atención psicológica porque ella vio todo. Estaba desesperada cuando me llamó, gritando. Fue lo primero que hizo: pedir un teléfono para llamarme", contó hoy, en declaraciones a Radio Mitre, Johanna, la pareja de Sebastián Domínguez, el hombre de 35 años que permanece internado desde el miércoles pasado, parapléjico, tras haber sido baleado delante de su hija de 10 años en el estacionamiento del shopping Soleil, en San Isidro.

Principal hipótesis

El hecho, que trascendió ayer, ocurrió el miércoles 5, a las 20.20, en el estacionamiento del mencionado centro comercial ubicado en el cruce de la autopista Panamericana y camino del Buen Ayre, en la localidad de Boulogne.

A Domínguez, el delincuente le arrebató una cadena de oro y huyó en un auto, al parecer, junto a dos cómplices, luego de dispararle un tiro a la víctima, informaron fuentes judiciales. Por el caso fueron detenidos cinco personas, entre ellas, un venezolano de 20 años que tenía una cédula azul a su nombre, autorizado para conducir el Chevrolet Prisma negro en el que los asaltantes que atacaron a Domínguez habían escapado. Ese auto, además, era buscado como uno de los vehículos utilizados por una banda integrada mayormente por venezolanos que señalaba a turistas recién arribados al aeropuerto de Ezeiza y los asaltaba al llegar a su destino, en la Capital o el conurbano. Esa banda es investigada por la Justicia porteña, acusada de haber asesinado al británico Matthew Gibbard cuando llegó, con su familia, al Faena Art Hotel de Puerto Madero, el 14 de diciembre pasado.

Domínguez, que trabaja como encargado en una fábrica textil, está internado en terapia intensiva en el Hospital de San Isidro, en donde fue sometido a una cirugía y está parapléjico, sin sensibilidad del pecho hacia abajo. Había ido al shopping a comprarle un regalo a su padre y, cuando caminaba por el estacionamiento con su hija para regresar al auto, en donde lo esperaban su hermana y su otro hijo, de 4 años, fue abordado por un ladrón que le arrancó una cadena de oro y le disparó.

Johanna siente que ata cabos con la información que le van contando. "Me di cuenta de que le habían robado la cadena cuando llegué al hospital, cuando me dan su ropa, la pulsera y el anillo", indicó.

Julieta, la única testigo

"Sobre ellos, nada, no sé nada. Julieta, mi hija, dice que él iba contento. «Mamá, él iba feliz», me cuenta. Julieta se acuerda de la cara (del atacante). Si lo ve, lo reconoce. Supongo que fue al voleo. En la fiscalía me dijeron que vaya cuando quiera a preguntar, que no hay problema. Sé que fueron a comprar un regalo, que salieron del lugar, que caminaban de la mano", enfatizó la mujer en declaraciones radiales y televisivas.

De acuerdo a su mamá, Julieta contó que había un hombre de unos 35 años, más o menos, que, mientras caminaba de la mano con su papá, la miró "con cara de malo", que su papá no se dio cuenta de que lo estaban mirando y que, entonces, "lo agarra". Cuando la pequeña ve al hombre sacar el arma, se va corriendo. "Ella le golpeó el auto a mi cuñada y ahí escucha el tiro. Y me llama a mí", explicó Johanna.

¿Un atacante o varios?

"Mi nena me cuenta que ella mira el auto, quería ver todo. Ve que (el atacante) se sube a la parte de atrás. Seguramente habrá habido dos adelante y otro atrás. Pero que hay más de dos, seguro", comenta Johanna, quien agrega que no había más testigos en ese momento. "Se acercó gente. Aparece una señora que le dice (a Julieta) que se quede tranquila. Y otra señora que agarra a mi marido porque él gritaba de dolor. Él pedía que le levanten la cabeza. Dice que esa señora le salvó la vida. Él le quiere agradecer toda la vida", relató.

Esta tarde, a las 18, realizarán una "marcha pacífica" en el shopping Soleil "para pedir Justicia". Johanna es clara: "Me da miedo estar acá, en la vereda. Me da miedo todo".

El caso es investigado por el fiscal Sergio Szyldergemejn, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) descentralizada de Boulogne, y por detectives de la comisaría local y de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de San Isidro.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.