La historia del narco de Surinam que dejó morir a una mula con éxtasis

Hendrik Binkienaboys Dasman, está acusado de comercio de estupefacientes y homicidio criminis causa
Hendrik Binkienaboys Dasman, está acusado de comercio de estupefacientes y homicidio criminis causa Fuente: LA NACION - Crédito: ignacio Sánchez
Gabriel Di Nicola
(0)
17 de septiembre de 2019  • 15:04

Miriam Natiele Alencar Da Silva tenía 19 años. Llegó a la Argentina el 28 de junio de 2017 desde Brasil, donde había nacido. Arribó acompañada por su hermana, Miriana. No había venido por turismo. Tampoco a visitar amigos. Era mula de una banda narco. Antes de empezar el viaje había tragado 94 cápsulas con éxtasis. Solo pudo expulsar 28. Otras 66 quedaron alojadas en su colon. Murió de congestión y edema pulmonar el 2 de julio de ese año. Su cuerpo apareció abandonado en una calle del barrio porteño de Villa Devoto.

Las grabaciones de una cámara de seguridad de una casa situada a metros de donde fue hallado el cadáver de Alencar Da Silva fueron clave para reconstruir el momento en que el cuerpo de la joven brasileña fue abandonado .

Hendrik Binkienaboys Dasman comenzó a ser juzgado hoy por el Tribunal en lo Penal Económico N° 2
Hendrik Binkienaboys Dasman comenzó a ser juzgado hoy por el Tribunal en lo Penal Económico N° 2 Fuente: LA NACION - Crédito: ignacio Sánchez

"En la filmación se pudo observar un auto Peugeot 206 rojo ocupado por dos hombres. Uno de ellos, el que estaba sentado del lado del acompañante, se bajó y se dirigió hacia la parte de atrás del rodado para abrir la puerta trasera derecha, descartar el cuerpo de una joven mujer y posteriormente darse a la fuga", según se desprende de los expedientes judiciales donde se investigó la muerte de Alencar Da Silva.

El vehículo pertenecía a Hendrik Binkienaboys Dasman, nacido hace 40 años en Paramaribo, Surimam, la ex Guyana neerlandesa. Para la Justicia, Dasman fue la persona que abandonó el cuerpo sin vida de la joven brasileña en Villa Devoto.

Hoy, en los tribunales de Comodoro Py, Dasman, conocido en la Argentina como Gino, comenzó a ser juzgado por el homicidio de Alencar Da Silva y por comercio de estupefacientes. El debate, en el que declararán 50 testigos, está a cargo del Tribunal en lo Penal Económico (TOPE) N°2, a cargo de los jueces Luis Losada, Claudio Gutiérrez de la Cárcova y César Lemos. El Ministerio Público está representado por el fiscal Marcelo Agüero Vera.

Según fuentes judiciales, es la primera vez que en un TOPE se juzga un homicidio. Dasman y quien era su pareja en el momento de los hechos, Danilicia Contreras de León, nacida en República Dominicana, llegan al banquillo de los acusados del delito de comercio de estupefacientes en concurso real con homicidio criminis causae (decir, matar para ocultar otro delito y lograr la impunidad).

La otra acusada es Danicila Contreras de León
La otra acusada es Danicila Contreras de León Fuente: LA NACION - Crédito: ignacio Sánchez

Dasman, más conocido como Gino, ya había estado preso en la Argentina en una causa por contrabando de estupefacientes. Se trata de un expediente que tuvo repercusión pública en junio de 2011 porque junto con él había sido detenida su novia, una joven modelo argentina de 18 años: Daiana Antivero.

Antivero acordó una suspensión de juicio a prueba ( probation) y Dasnam, en un juicio abreviado, fue condenado a cuatro años y medio de cárcel.

Éxtasis y cocaína

Según se desprende de la elevación a juicio firmada por el fiscal federal Ramiro González, la investigación sobre el ciudadano de Surinam había comenzado por un correo electrónico enviado por la Dirección General de Represión al Tráfico de Drogas Ilícito de Drogas de Uruguay a la División Precursores Químicos de la Policía Federal Argentina (PFA) donde se aportaban datos e información sobre el funcionamiento de una organización narco, cuyo jefe sería Dasman.

"Se hizo saber que Dasman tenía contactos en Bélgica y Holanda, quienes eran los encargados de enviarle éxtasis por medio de mulas, utilizándose para eso el aeropuerto de Carrasco y el puerto de Montevideo, como así también eran quienes recibían cocaína enviada por Dasman, también con mulas", según se desprende de la elevación a juicio a la que tuvo acceso LA NACIÓN.

En el informe remitido desde Uruguay "se hizo saber que Dasman tendría un laboratorio donde prepararía éxtasis y tendría un depósito con 8000 comprimidos [sic] de dicha sustancia".

En el expediente que se tramitaba en Comodoro Py se acumuló una investigación de la Ayudantía Fiscal de Delitos Conexos a la Trata de Personas, Pornografía Infantil y Grooming de La Matanza, que había iniciado con el testimonio de Miriana Amilcar Da Silva, la hermana de la joven brasileña muerta.

La muchacha relató que el 2 de julio (de 2017) había ido en un auto rojo, junto con dos hombres, a un hospital para que atendieran a su hermana, Miriam Natiele, que días atrás había ingerido "estupefacientes en forma de cápsulas" para traficarlos desde Brasil hacia la Argentina.

"Al llegar al hospital los dos hombres que estaban en el vehículo que le dijeron que bajara y buscara a un médico, pero cuando regresó al lugar donde habían estacionado, el vehículo rojo ya no estaba", según declaró la hermana de la víctima.

La joven sostuvo que su hermana "transportaba" droga para un hombre al que conocía como Víctor. Aportó datos del hotel donde se habían alojado cuando llegaron a la Argentina, el 28 de junio de 2017. Recordó que su hermana solo había podido expulsar 28 cápsulas y que cuando le comunicaron a Víctor de lo sucedido, éste le respondió que alguien iba a pasarlas a buscar.

Las fueron a buscar en un auto rojo y la llevaron a una casa, que después los investigadores descubrieron que había sido en Lomas del Mirador, en La Matanza. El domicilio fue allanado y se secuestraron elementos de valor para la causa, entre ellas diez pastillas de éxtasis.

También se acumularon al expediente principal lo hecho por la Fiscalía en lo Criminal y Correccional porteña 25 que tenía la investigación por el hallazgo del cuerpo en Villa Devoto.

"Ahora bien, de acuerdo a las constancias reunidas a lo largo de la presente causa, se desprende que los imputados han privado a Alencar Da Silva de asistencia médica, pese a que durante el período en que la joven brasileña estuvo en la casa de ambos [entre el 29 de junio y el 2 de julio de 2017] presentaba síntomas que indudablemente exigían la atención de un profesional, más aún cuando Dasman y Contreras De León conocían que la convaleciente poseía en su cuerpo cápsulas con estupefacientes que no había podido expulsar pese al paso del tiempo y la ingesta de sustancias laxantes", afirmó el fiscal González en el requerimiento a juicio.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.