Nicolás Pachelo, a juicio como presunto asesino de María Marta García Belsunce

Fuente: Archivo
Gustavo Carabajal
(0)
28 de marzo de 2019  • 18:25

A más de 16 años del homicidio de María Marta García Belsunce, el exvecino señalado desde el principio por la familia de la víctima y otros dos acusados serán sometidos a juicio oral por el asesinato ocurrido en el country Carmel, de Pilar.

El juez de Garantías de San Isidro Eduardo Costa, dispuso que Nicolás Pachelo y dos custodios respondan cargos por su presunta responsabilidad en el asesinato ocurrido el 27 de octubre de 2002.

El magistrado rechazó los pedidos de nulidades presentados por las defensas de los imputados y elevó a juicio oral el expediente que tiene a Pachelo y a los custodios Roberto Glennon y José Ramón Alejandro Ortiz como acusados.

Ahora, la Cámara de Apelaciones y Garantías de San Isidro deberá designar por sorteo el tribunal oral que tendrá a su cargo el juicio.

Pachelo, Glennon y Ortiz fueron acusados al cabo de una investigación encarada por los fiscales de san Isidro María Inés Domínguez y Andrés Quintana, que se hicieron cargo del caso después de que la Cámara de Casación Penal absolviera a Carlos Carrascosa, el marido de la víctima, que en primera instancia había sido condenado a prisión perpetua como presunto coautor del homicidio de su esposa.

Según la nueva hipótesis de los fiscales, divergente de la que había colocado al viudo en el centro de la acusación, los tres sospechosos irrumpieron con fines de robo en la casa que compartían García Belsunce y Carrascosa, a una hora en la que dieron por hecho que, por las actividades típicas de la pareja en un domingo, el chalet estaría momentáneamente vacío. Pero la lluvia hizo que la socióloga de 50 años regresara antes y los sorprendiera dentro de la vivienda. En ese contexto, según los acusadores del Estado, el trío la habría matado para evitar que los denunciara.

Los fiscales acusaron a Pachelo y a los dos custodios de su presunta responsabilidad en el robo agravado por haberse cometido mediante el uso de arma de fuego y homicidio criminis causae., que es aquel que se ejecuta para ocultar un delito previo o para facilitar su consumación.

En febrero pasado, el defensor de Pachelo, Roberto Ribas -representante legal, también, del fiscal federal Carlos Stornelli, en la causa por las extorsiones del falso abogado Marcelo D'Alessio- había pedido la nulidad del dictamen en el que los fiscales solicitaban la elevación a juicio del caso; sostenía que no debía proceder porque aún no está firme la absolución de Carrascosa.

García Belsunce tenía 50 años cuando fue hallada muerta con medio cuerpo semisumergido en la bañera de la planta alta de su casa, en Carmel. Su esposo y varios de sus familiares y amigos sostuvieron que se había tratado de una muerte accidental producida cuando la mujer se cayó y se golpeó la cabeza contra el pack de canillas de la tina.

La autopsia, realizada en los primeros días de diciembre de 2002, 35 días después del suceso, reveló que García Belsunce no había muerto por un fatídico golpe en la cabeza sino que le habían asestado cinco tiros en el cráneo. Hubo un sexto disparo; mientras velaban a la víctima, la misma noche de su muerte, su medio hermano, John Hurtig, halló el proyectil deformado; tras un conciliábulo con parte de su familia, lo arrojó por el inodoro al confundirlo con un soporte de un estante, el ya famoso "pituto".

En el primer juicio, realizado en 2007, Carrascosa fue condenado por el Tribunal Oral en lo Criminal N°6 de San Isidro por el encubrimiento y fue absuelto por el homicidio. Pero en 2009 el Tribunal de Casación bonaerense cambió la calificación y lo condenó a prisión perpetua como presunto coautor del asesinato.

Siguieron las apelaciones hasta la revisión total de la causa, que realizó en 2016 una sala de la Cámara de Casación Penal bonaerense, que absolvió al viudo por falta de pruebas decisivas en su contra.

Carrascosa estuvo preso seis años en la cárcel de Campana hasta que obtuvo una prisión domiciliaria en febrero del 2015, al cumplir 70 años.

En tanto, todavía siguen condenados por el presunto encubrimiento del crimen Horacio García Belsunce (h) y Juan Hurtig, hermano y medio hermano de María Marta; el médico Juan Gauvry Gordon (el primero que revisó el cadáver y no advirtió las heridas de bala) y el vecino del country Sergio Binello, que fueron sometidos a juicio en 2011.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.