Suscriptor digital

Por venganza a su ex mujer, tomó a los hijos y se estrelló contra un camión: murió un niño de 7 años

"No vas a ver más a tus hijos", le escribió en un SMS a la madre de los chicos; luego se produjo la tragedia
Jorge Riani
(0)
22 de abril de 2015  

PARANÁ.- Un niño de siete años perdió la vida y su hermano mellizo pelea por la suya luego de que el padre estrellara deliberadamente su automóvil contra un camión de carga en la ruta nacional 14, en el acceso a la localidad entrerriana de Puerto Yeruá, cerca de Concordia.

"No vas a ver más a tus hijos", le escribió en un SMS a su ex mujer poco antes que ocurriera la tragedia. El conmocionante caso ocurrió el anteayer y está siendo investigado como homicidio agravado por el vínculo, uno de los delitos más graves del Código Penal. Los investigadores no dudan en decir que no se trató de un accidente, sino de la acción voluntaria de un hombre de provocar el choque y la muerte suya y de sus hijos. En la causa quedó imputado Juan Carlos Romero, de 41 años, quien manejaba un Chevrolet Corsa, en el que llevaba a sus hijos Agustín y Mateo, mellizos, ambos de 7 años.

Según las investigaciones, Romero circuló por la banquina de la autovía, a contramano. Al momento en que transitaba un camión Scania por el carril veloz de la autovía, el auto ingresó a la cinta asfáltica y se produjo un fuerte impacto. Los niños viajaban sin cinturón de seguridad y salieron despedidos del vehículo.

Agustín murió casi dos horas y media más tarde en el hospital Delicia Masvernat, de Concordia. En ese mismo establecimiento fue internado en terapia intensiva Mateo, quien anoche se estaba recuperándose de un traumatismo pulmonar y heridas en las extremidades. También a ese hospital fue trasladado Romero, quien sufrió una fractura de cadera, traumatismo grave de cráneo y traumatismo cerrado de tórax.

El titular de la Jefatura Departamental de la Policía de Concordia, Gustavo Daniel Schierloh, dijo ayer a LA NACIÓN que la hipótesis del homicidio e intento de suicidio tomó fuerza a partir de la declaración de la madre de los niños, ex esposa de Romero. Según el relato del funcionario policial, la mujer radicó una denuncia a las 17.40 del lunes en sede policial. Dijo que hacía 20 minutos su ex esposo le había enviado un mensaje de texto intimidatorio: "No vas a ver más a tus hijos".

La mujer presentó la denuncia desconociendo que unos minutos antes se había producido la colisión del auto con el camión. En la exposición, dijo temer por la integridad de sus hijos y reveló que dos meses antes había tenido una traumática separación de su esposo.

Schierloh contó que el régimen de visita preveía que Romero pase todas las tardes con sus hijos, a los que devolvía junto a su madre después de las 20. Este lunes esa rutina se rompió de la peor forma y ahora la Justicia presume que el hombre provocó el choque para matar a sus hijos y matarse él mismo.

Ayer, el fiscal que entiende en la causa, Darío Mautone, confirmó que se estaría frente a un caso de homicidio agravado por el vínculo y por eso la carátula del caso alude a esa figura.

En Entre Ríos, el caso de Puerto Yeruá recordó otro hecho de sangre similar, ocurrido en 2006, en Concepción del Uruguay, donde un hombre de 31 años, en venganza contra su esposa, degolló a sus hijas: las mellizas Candela Trinidad y Juliana Nazarena, que tenían dos años y medio al momento del homicidio. Su padre, Marcelo Maidana, fue condenado a prisión perpetua.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?