Un acusado declaró, confesó y pidió perdón

Afirmó estar arrepentido ante la Justicia
(0)
31 de agosto de 2012  

Uno de los dos detenidos por el asalto a la casa de Angel "Baby" Etchecopar, ocurrido en San Isidro en marzo pasado, confesó ayer haber participado del hecho y pidió perdón a las víctimas, aunque dijo que no intervino en el tiroteo en el que murió un ladrón y resultaron heridos el conductor radial y su hijo.

Fuentes judiciales informaron a la agencia de noticias Télam que se trata de Horacio Barretto, de 27 años, que ayer pidió ampliar su declaración indagatoria ante el fiscal Andrés Zárate.

Durante la audiencia, el imputado "se mostró arrepentido y pidió perdón" por lo ocurrido, aunque aclaró que en el asalto sólo actuó como chofer y aportó un Ford Galaxy que era propiedad de su novia y con el que se movilizaba la banda.

Según los voceros, Barretto afirmó que no participó del tiroteo dentro de la habitación y afirmó que intervinieron el joven de 18 años, que está preso por el hecho, y Alejandro Morilla, de 24, quien murió cuando Etchecopar y su hijo se defendieron a balazos.

El imputado detalló que sólo disparó en una oportunidad con la escopeta que tenía y lo hizo en la huida de la casa, cuando alguien se acercó a una ventana y les tiró a ellos desde adentro de la vivienda. Según Barretto, con ese escopetazo no hirió a nadie, ya que tiró al voleo, sin apuntar.

El fiscal Zárate determinó que Etchecopar y su hijo actuaron en "legítima defensa" y por eso no los imputó por el homicidio del ladrón Morilla.

El conductor estuvo internado algunos días en el Hospital Central de San Isidro, donde le tuvieron que reconstruir un hueso de la pierna derecha que había sido fracturado por uno de los balazos, mientras que su hijo Federico tuvo una recuperación más larga, pues recibió cuatro tiros, uno de los cuales le afectó un pulmón.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.