Adrogué: un casco, la prueba clave contra los motochorros que mataron a un joven

Las grabaciones de las cámaras de seguridad de la escena del homicidio de José Fernando Marino, ocurrido el lunes pasado en Adrogué

12:21
Video
Gabriel Di Nicola
(0)
30 de julio de 2020  • 21:07

Para los investigadores no hay dudas. Uno de los cascos secuestrados en la casa de la pareja acusada de haber asesinado a José Fernando Marino, el joven que trabajaba para una empresa de transporte que presta servicios para Mercado Libre, es el mismo que utilizó uno de los motochorros que participó de ese crimen, ocurrido el lunes pasado en Adrogué, partido de Almirante Brown.

Así lo sostuvieron a LA NACION fuentes judiciales. "Uno de los cascos secuestrados tiene muchas particularidades que coinciden, según las filmaciones, con el que llevaba uno de los motochorros: el color gris, la marca, las calcomanías y el cierre de la visera",agregaron las informantes consultados.

El casco, prueba clave para los investigadores, fue secuestrado por personal de la policía bonaerense en la casa de los sospechosos, una mujer de 29 años y su pareja, un joven de 25. "Ninguno tiene antecedentes penales", dijo una fuente con acceso al expediente. Ambos quedaron detenidos.

En la casa de los sospechosos, un inmueble que está en refacciones en Burzaco, los detectives policiales también secuestraron una pistola calibre 9 milímetros, otro casco y un par de zapatillas negras con un logo blanco de características similares a las que utilizó uno de los motochorros, según registraron las filmaciones en poder del juez de Garantías Gabriel Vitale y del fiscal Gerardo Mohoraz.

José Fernando Marino fue víctima de motochorros
José Fernando Marino fue víctima de motochorros

Hoy, el juez VItale convalidó las aprehensiones de los sospechosos. Ambos se negaron a declarar durante la audiencia de indagatoria ante el fiscal Mohoraz. La pareja está imputada de robo calificado por arma en grado de tentativa, tenencia de arma y homicidio agravado.

"La semana próximo se hará el peritaje balístico y se sabrá si la pistola secuestrada fue el arma homicida", afirmó una fuente judicial.

Marino, de 28 años, fue asesinado el lunes pasado en Italia al 900, en Adrogué. Era conductor de la empresa de transporte Entregar, proveedora de servicios de Mercado Libre.

Cuando Marino buscaba la dirección donde tenía que entregar una compra, los delincuentes, que circulaban en una moto se le pusieron a la par y lo amenazaron con armas, con intenciones de robo. Marino realizó una maniobra brusca por la sorpresa y uno de los delincuentes le disparó.

Marino fue trasladado por un patrullero al Hospital Lucio Meléndez, pero murió antes de que pudiera ser atendido por los médicos, dijeron los investigadores.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.