Vio cómo su papá mataba a su mamá, y ocho años después puede cambiar de apellido

Valentín festejó sus once años con la noticia de su adopción y la posibilidad de cambiar su apellido
Valentín festejó sus once años con la noticia de su adopción y la posibilidad de cambiar su apellido
(0)
11 de noviembre de 2019  • 20:51

Cuando tenía apenas 2 años, Valentín fue testigo de cómo su padre, Marcelo Tomaselli, asesinaba a su mamá, Carla Figueroa, de 11 puñaladas en la ciudad pampeana de General Pico. Ante una situación de tal desamparo, el bebé se fue a vivir con la hermana de la víctima y su pareja.

Hoy, casi 8 años años después del aberrante hecho, a Valentín le salió la adopción, a la vez que la justicia civil lo autorizó a cambiarse el apellido.

Soledad Reynoso, la hermana de Carla Figueroa, confirmó esta noticia al medio digital de La Pampa Diario Textual:"Es un sueño que lo esperamos durante muchos años. Nuestro abogado nos informó que nos dieron la adopción y nos autorizaron el cambio del DNI".

Carla Figuero fue violada por su pareja, lo perdonó, él salió de prisión y la mató
Carla Figuero fue violada por su pareja, lo perdonó, él salió de prisión y la mató Crédito: Gentileza Diario Textual

Valentín ahora dejará oficialmente de llevar el apellido del femicida de su madre y formará parte de la familia de su tía biológica y su esposo, Mariano Tarpín. Tíos que para él son en realidad sus padres. "Siempre nos dice 'mamá' y 'papá'", cuenta Reynoso.

Con el acta de sentencia para cambiar el DNI en mano, la tía del pequeño piensa ir al Registro Civil de Pico para inscribirlo como Valentín Tarpín.

Reynoso y su esposo tienen otros cuatro hijos. "Pao de 24 años, Franco de 22, Flor de 19 y Luciano de 15", cuenta. Valentín tiene, además, una hermana de 2, que es hija de Tomaselli, con quien no tiene ninguna relación.

El viernes pasado Valentín cumplió 11 años, y su madre lo describe así: "Es una persona muy cariñosa, superinteligente, respetuoso y muy compañero. ¿Qué puedo decir yo si soy la mamá más babosa del mundo?".

El femicidio

El caso del asesinato de Carla Figueroa conmovió a todo el país en diciembre de 2011. No solo por la brutalidad del crimen, ejecutado con saña y con 11 puñaladas, sino porque la joven había perdonado a quien entonces era su pareja, que se encontraba en prisión luego de haberla violado.

El femicida Tomaselli recibió prisión perpetua por su crimen
El femicida Tomaselli recibió prisión perpetua por su crimen

Carla había vivido algo muy parecido a su hijo Valentín cuando fue testigo de el asesinato de su madre por parte de su padre. Desde entonces, la joven quedó a cargo de su hermana Soledad, que lleva otro apellido porque es hija del primer esposo de Cristina, la madre de ambas que fue asesinada.

Carla empezó su noviazgo con Tomaselli cuando tenía 14 años. En 2008 tuvieron a Valentín, pero la relación con su pareja era una pesadilla.

En 2010, cuando Carla tenía 18 años, Tomaselli la violó. Ella hizo la denuncia y el hombre fue encarcelado. Pero ella más tarde firmó el "avenimiento" para perdonar a quien la había abusado sexualmente. Cuatro jueces intervinientes no consintieron el "avenimiento", pero dos del Tribunal de Impugnación Penal, una instancia superior, lo permitieron.

Con el "perdón" de su víctima, Tomaselli se casó con Carla, recuperó su libertad y una semana después, el sábado 10 de diciembre de 2011, la asesinó. Lo hizo delante del pequeño hijo de ambos, y de la madre de él, que contó en el juicio los detalles del crimen, y cómo alzó a su nieto y se dirigió a la cocina de la casa porque pensó que el femicida los iba a matar a los dos.

Tomaselli fue condenado a prisión perpetua, y su caso fue tan brutal y estremecedor que el congreso terminó derogando la figura del "avenimiento", que permitía una especie de reconciliación entre la víctima de abuso y su violador, y ponía fin a la acción final.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.