Violencia institucional: se abrieron 13 investigaciones por día en la Provincia

Durante mayo de este año, en la localidad de San Miguel del Monte, agentes de la policía bonaerense persiguieron infundadamente a tres adolescentes y un muchacho de 22 años; les dispararon por la espalda, los jóvenes chocaron contra un camión y murieron.
Durante mayo de este año, en la localidad de San Miguel del Monte, agentes de la policía bonaerense persiguieron infundadamente a tres adolescentes y un muchacho de 22 años; les dispararon por la espalda, los jóvenes chocaron contra un camión y murieron. Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno
Belisario Sangiorgio
(0)
14 de noviembre de 2019  • 18:31

Durante 2018 se iniciaron en la provincia de Buenos Aires un promedio de 13 investigaciones diarias por denuncias de violencia institucional: homicidios, apremios ilegales, allanamientos sin orden judicial y torturas cometidos por las fuerzas de seguridad. Según un informe presentado recientemente por el Ministerio Público Fiscal (MPBA), solo en el segundo semestre del año pasado se registraron 2801 casos, por los cuales hay 918 imputados.

Entre estos delitos se registraron 42 homicidios, 166 lesiones leves, 14 abusos sexuales, 1170 vejaciones o apremios ilegales, 40 robos, 25 privaciones ilegítimas de la libertad y 569 abusos de autoridad.

Respecto de los detalles, en el segundo semestre de 2018 el MPBA registró 1446 hechos de violencia institucional en los que fueron denunciados miembros de la policía bonaerense y 698 hechos en los que estuvieron involucrados agentes penitenciarios; es posible que en un mismo hecho se hubieran cometido distintos delitos.

Sobre el total de casos denunciados en los últimos seis meses del año pasado, el 30,2% se produjeron en la vía pública, mientras que el 29,9% tuvieron como escenario en las cárceles bonaerenses y el 12,5%, en domicilios particulares. Entre las víctimas de esos hechos hay 150 menores de edad.

"De acuerdo con el informe publicado en el sitio web del MPBA, en el año 2018 se iniciaron un total de 4872 procesos penales vinculados con violencia institucional. Los datos, no consolidados definitivamente, del primer semestre del año 2019 permiten estimar estadísticamente una disminución con respecto a los períodos anteriores", confirmaron a LA NACIÓN desde el Ministerio Público; además, ratificaron que para la elaboración de este informe convocaron a organismos de defensa de los derechos humanos.

Sobre estas cifras, el ministro de Seguridad de la provincia, Cristian Ritondo, dijo a LA NACIÓN: "Lo advertimos en su momento; volver transparentes las estadísticas, facilitar las denuncias y sincerarlas, provocó cambios en algunos indicadores que antes se ocultaban. Hoy se investigan denuncian que antes no se hacían. Defendemos a los buenos policías y apartamos a más de 13 mil por causas de corrupción y violencia institucional".

"Que existan más denuncias nos permite saber cuáles son las zonas que tenemos que reforzar con mayor presencia policial; saber cuáles son los delitos que estamos combatiendo. Nosotros pasamos a manos de civiles la Auditoría General de Asuntos Internos. También implementamos un sistema de información digital, en todos los municipios, para que -cuando un vecino denuncia- la información sea derivada al ministerio de Seguridad, Procuración y fiscalías. Esto garantiza que no haya demoras, como sucedió durante tantos años para facilitar la corrupción", explicó Ritondo.

En la misma línea se expresó el ministro de Justicia bonaerense, Gustavo Ferrari, responsable del Servicio Penitenciario, quien aseguró que durante toda su gestión solicitaron "informes y antecedentes de todos los agentes penitenciarios". Dijo que detectaron "mas de 350 agentes con antecedente -incluso con condenas- y fueron separados". Por último, agregó: "También separamos a quienes tenían causas por apremios".

Un informe realizado por el equipo multidisciplinario del Registro Nacional de Casos de Tortura y Malos Tratos (RNCT) denuncia que 469 personas fueron víctimas de violencia institucional en las cárceles bonaerenses el año pasado. Esas víctimas -según un documento que publicó la Comisión Provincial por la Memoria (CPM), integrante del RNCT- aportaron información sobre 2428 hechos de violencia institucional.

-
-

Cárceles colapsadas, escenarios de la violencia

El 29% de los hechos de violencia institucional se desencadenaron dentro de las prisiones. Los especialistas explican que las graves falencias estructurales de las prisiones argentinas propician no solo muertes sino actos de violencia institucional. "Las condiciones de detención de las personas privadas de la libertad en comisarías, alcaidías y unidades del Servicio Penitenciario de la Provincia de Buenos Aires han evidenciado una grave crisis humanitaria que se encuentra en escalado aumento", detalla un reciente informe del Tribunal de Casación Penal bonaerense, elaborado en conjunto con el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), la Asociación Pensamiento Penal (APP) y la Comisión Provincial por la Memoria (CPM).

La tasa de detención en la Provincia de Buenos Aires durante 2017 fue de 276 presos cada 100.000 habitantes. Y la de 2018 fue de 308 cada 100.000 habitantes.

El juez Mario Juliano, integrante de AAP, dijo a LA NACION: "Indudablemente, la sobrepoblación en las cárceles conduce a la violencia y también provoca dificultades para acceder a derechos como la alimentación, la salud, la educación". En la misma línea, el informe del Tribunal de Casación Penal explica: "Los niveles de sobrepoblación son preocupantes, derivando de ello peligrosas condiciones de hacinamiento que no solo inciden en la imposibilidad de prestar asistencia básica y ambientes dignos, sino que atentan contra la integridad física de los detenidos y del personal que los custodian".

El mismo documento confirma: "La población detenida en el ámbito del Servicio Penitenciario aumentó entre diciembre de 2018 y agosto de 2019 de un total de 42.564 personas privadas de su libertad a 45.020, incluida la población total alojada en Unidades Carcelarias y Alcaidías Departamentales".

"El Comité Nacional para la Prevención de la Tortura informó que en 2018, de las 40.676 personas privadas de libertad en el ámbito del Servicio Penitenciario provincial, solo accedieron a estudiar 14.107 internos", detalla el Tribunal de Casación Penal.

Y agrega: "El hacinamiento de personas privadas de libertad producto de la sobrepoblación que se corrobora en la mayoría de las unidades penitenciarias genera ya, inicialmente, fricciones constantes entre los internos, propiciando de ese modo situaciones de violencia".

Durante un reportaje con LA NACION, dos jóvenes que ya están en libertad, pero que fueron torturados durante su paso por la prisión, explicaron cómo es ese complejo sistema que regula la violencia al interior de las prisiones: " Se van generando códigos. Por ejemplo, si la ' gorra' te pega, y vos simplemente emitís un sonido, una queja, te transformás en un quebrado. Tenés que aguantar la paliza en silencio".

"No importa cuánto poder puedas construir en los pabellones, los penitenciarios siempre tienen más fuerza para enfrentarte. Las torturas existen, pero para sobrevivir en la prisión tenés que aprender cómo resistirlas y enfrentarlas. Yo he visto cómo morían personas que eran golpeadas por los milicos", detalló uno de los jóvenes.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.