Aconcagua: qué dice la ley sobre los ascensos y por qué la travesía de un menor disparó la polémica

El chico de 13 años, un año menor a lo que prevé la ley, sufrió edema pulmonar y parálisis facial en la subida
El chico de 13 años, un año menor a lo que prevé la ley, sufrió edema pulmonar y parálisis facial en la subida Fuente: Archivo
Pablo Mannino
(0)
27 de febrero de 2019  • 13:18

MENDOZA.- El rescate de un chico estadounidense de 13 años en el Aconcagua, que sufrió un edema pulmonar y parálisis facial durante el ascenso mientras subía acompañado de su papá, despertó una serie de interrogantes en torno al permiso que se les concede para la travesía a menores de edad.

Según pudo saber LA NACION, la normativa vigente para estos casos dispone la habilitación a partir de los 14 años. Sin embargo, existe la vía legal para la excepción, sobre todo, porque hay jurisprudencia al respecto. Como en este caso, hay padres que se amparan en los derechos de la patria potestad para lograr su pedido, con requisitos extras. De todas maneras, cada año, no son más de tres los casos de menores de esa edad que llegan al Coloso de América, según explicaron las autoridades de Ambiente. Eso sí, desde el Ejecutivo no publican la edad específica de ese menor para evitar que se incentive la búsqueda de nuevos récords.

El caso de Henry pone los ojos sobre su acompañante en la travesía: su papá, Timothy Horvath, de 48 años. El hombre, guía de montaña, consideró que su hijo estaba en condiciones de emprender la travesía, por lo que realizó los trámites correspondientes.

Excepciones al reglamento

"Nuestra postura es que preferiríamos que estos chicos no sean expuestos al riesgo y nos sentiríamos más cómodos trabajando con el reglamento, pero tenemos este problema judicial de acatar la decisión, por lo que creemos que es un tema que deberá rever la Justicia", expresó a LA NACION Sebastián Melchor, director de Recursos Naturales Renovables.

Sin embargo, en el caso de Henry, nada salió como esperaba. Fue la Patrulla de Rescate del Aconcagua que logró salvarlo en altura y luego bajarlo para que recibiera atención hospitalaria. El chico fue estabilizado en el hospital de la localidad montañosa de Uspallata y evolucionó favorablemente, por lo que en la noche del martes fue dado de alta.

Qué dice la normativa

Melchor destacó que el reglamento vigente no permite el ascenso a menores de 14 años. Sin embargo, aclaró que después de varios años de distintos amparos y medidas judiciales de los padres, acudiendo a un juez familia, se les concedía la autorización, contraponiendo los derechos de patria potestad. Así, al sentarse jurisprudencia a favor de estos permisos, actualmente se debe solicitar al gobierno un pedido de ascenso, que pasa por Asesoría Letrada, la cual dictamina, teniendo en cuenta algunos aspectos para mejorar la seguridad del menor. Estos son: seguro, evaluación de experiencia de guías, calidad de la expedición, equipamientos, entre otros. Luego, se espera la autorización de una escribana con la firma de ambos padres.

"Evitamos incentivar este tipo de actos, no llevando un registro oficial de la edad puntual de los menores de 14 años autorizados a ascender, porque es muy probable que alguien quiera hacer el récord", completó el funcionario.

Riesgos de salud por la altura

Por su parte, de acuerdo a los médicos especialistas, hay matices a tener en cuenta como la preparación de los menores y la experiencia en la materia, pero en general se debe entender que se trata de actividades de "alto riesgo", sobre todo porque los chicos no tienen desarrollado en su totalidad el sistema cardiovascular y respiratorio. De ahí, que la principal recomendación para los menores es que escalar un cerro como el Aconcagua no es lo más apropiado y aconsejable. De hecho, consideran que entre los 15 y 16 años, un joven debería recién realizar este tipo de desafíos.

En lo que va de la temporada, más de 7000 personas lograron el permiso de ascenso, aunque hasta ahora Henry ha sido este año el único menor de 14 años en obtener el aval. Entre los menores que lograron hacer cumbre se encuentra el récord de un pequeño estadounidense de 9 años, Tyler Armstrong, quien concretó la expedición en 2013, acompañado de su papá.

"Las personas más jóvenes son más susceptibles a los síntomas de la altura. Lo importante es determinar si el niño realmente quiere hacer el ascenso o es más un cuestión de presión de los padres", explicó Ignacio Rogé, médico especialista en andinismo.

En el sitio oficial del Aconcagua, se pueden conocer los requisitos para el ascenso, incluidos los menores de edad.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?